Zoila Luna, una década del salto de la TV a la radio

    Compartir
    Saltar de la pantalla a la radio, muchos considerarían que es, en materia de proyección, un craso error. No para la comunicadora que tiene la boca como “un tira piedra”. Machista que quiera hablarle, mejor que sea con la cabeza agachada. Lo cierto es que esta mujer, que una vez representó a su pueblo en Miss República y que es apasionada de la psicología forense, tiene 10 años ofreciéndoles a las mujeres un espacio para “que digan lo que quieran”.

    Curiosamente, para aquellos que dicen que los muñequitos son disparates, esta mujer se vio reflejada en el personaje de historietas “La pequeña Lulú” porque formó su propio club de niñas, “que fue acosada y menospreciada por Tobby y sus amigos”  y de ahí que al igual que la protagonista,  quiso crear un lugar en el que sólo tuvieran cabida las mujeres. 

    Preguntarle en que ha radicado el éxito del programa estaba de más ciertamente, porque es como ella dice: “en que sólo es para mujeres y no nos interesa que los hombres se inmiscuyan”. 

    Cabeza caliente desde pequeña,  con solo diez años cambiaba las muñecas Barbies por literatura comunista. “No era presumida, pero era más marimacho que cualquier otra cosa”, dice. Aclara que ella no fue la reina de las patronales de Nagua, su pueblo, como todo mundo piensa, simplemente “me mandaron para la capital al Miss República y cuando ya estuve lo disfruté”.  Y es que no es que ella haya tenido un plan en su cabeza desde muy joven, pero admite que cuando su vida comenzó a cambiar a los 15 años, ella pensaba en “ná”, textualmente y sin rodeos. 
    Con la creciente moda de figuras del arte ligadas a la política, quisieron también que cobrara un chequezazo por sólo levantar la mano en representación de Nagua; pero, por suerte, ella dice que no se mete en cosas que no sabe hacer. “¿A qué iría al Congreso? ¿A lucrarme? No me interesa, aunque con eso le ceda el lugar a alguien con menos capacidad”.

    Es que, lo de ella son las mujeres y sus derechos… abrir el micrófono para que ellas sean las que hablen. Ese mismo objetivo fue el que la llevó a estudiar psicología forense….esperen, no la imaginen en bata blanca y con cadáveres en un diván. Es por ello de analizar el comportamiento criminal. ¿Qué tiene que ver esto con el programa? Pues mucho, porque de esa forma puede ayudar a miles de mujeres víctimas de violencia.

    No le importan las críticas o que mucha gente, aún a estas alturas, no entienda el concepto y fin de su propuesta radial, porque a final de cuentas “es muy fácil sentarse en la acera de enfrente a criticar”.  Es más, que lo tachen de feminista no es un problema para ella. “Es que hasta las siglas del programa indican que es Sólo para mujeres es sólo para mujeres, fíjate: SPM, las siglas del Síndrome Pre-Menstrual… Si usted no ha sentido eso, pues no puede entender nada de lo que ahí se habla”.

    Y, como en todo cumpleaños al apagar las velitas siempre se pide un deseo, el de Zoila Luna es simplemente: "seguir. No importa si es a una mujer a la que le cambiamos la vida. Si eso se hace, ya se ha logrado el objetivo”. 

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir