Impuestos transitorios limitan metas fiscales

    Compartir

    Según estimaciones del Ministerio de Hacienda, la razón esencial para no alcanzar la meta es que dos de los instrumentos para expandir las recaudaciones fiscales como proporción de la economía (producto interno bruto), tienen vigencia o aplicación limitada a dos años.

    Se refiere al incremento de 25 a 29% del Impuesto sobre la Renta aplicado a las empresas y al impuesto del 1% sobre los activos financieros aplicados a los bancos y demás intermediarios financieros.

    En la estimación “plurianual de ingresos fiscales, 2011-2015” que el Ministerio de Hacienda envió como documento anexo del proyecto de presupuesto general de la Nación del 2012, se citan las medidas aplicadas y por aplicar para incrementar los ingresos fiscales.

    El documento destaca que para el 2012 se prevé un aumento de 19.9% en los ingresos fiscales con respecto a los ingresos incluidos en el año en curso, lo que implicaría alcanzar RD$346,788.6 millones, suma que equivaldría al 14.6% del PIB.

    “El crecimiento esperado de 19.9% de los ingresos fiscales sería superior al crecimiento estimado del PIB nominal de 11% para el año 2012, lo cual también se explica por las recaudaciones adicionales proporcionadas por la Ley 139-11, para aumentar los ingresos tributarios y destinar mayores re cursos en Educación, así como por la producción a un 50% de su capacidad de la minera Falconbridge Dominicana, la racionalización de los gastos tributarios, la percepción de ingresos no tributarios y la ejecución de medidas de administración tributaria.

    “El Gobierno prevé incrementar la presión tributaria desde 12.8% en 2010 hasta 13.8% para 2012, lo que se enmarca dentro del Programa Macroeconómico del Acuerdo Stand By firmado en octubre de 2009 por el Gobierno dominicano con el Fondo Monetario Internacional, el cual estipula un incremento anual de la presión tributaria hasta alcanzar 15% del PIB, similar al nivel registrado durante el período 2007-2008”, dice. El objetivo es mantener las finanzas públicas sostenibles.

    El tiempo dificulta

    El documento de Hacienda dice que “según la estimación plurianual de ingresos fiscales hasta el año 2015, la presión tributaria no superaré el 13.6% del PIB, debido principalmente” a que el incremento de la tasa corporativa del Impuesto sobre la Renta y el impuesto a los activos financieros de los intermediarios financieros “solo tienen vigencia por dos años”, entre 2011-2013.

    En ese escenario, Hacienda dice que la programación fiscal contemplada para el 2012 consiste en “implementar las medidas tributarias contenidas en la Ley 139-11”, que consisten entre otros aspectos en el aumento de 25 a 29% de la tasa del Impuesto sobre la Renta a las empresas, el incremento de 0.5 a 3% de las retenciones a proveedores del Estado, creación del 1% a los activos financieros, aplicación de un impuesto de 2.5% sobre las ventas brutas realizadas por las empresas de zonas francas en el mercado local, y el incremento de los impuestos sobre casinos, apuestas y juegos de azar, y centralizar su administración y fiscalización en la DGII.
    Otras medidas previstas son indexar trimestralmente el impuesto específico sobre los hidrocarburos, mantener el cobro del ITBIS en la DGA sobre las importaciones de materias primas, maquinarias industriales y bienes de capital a las empresas acogidas a la ley de Competitividad.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir