Presupuestos de hospitales en reconstrucción aumentan hasta 502 % de valor inicial

En agosto de 2020 el expresidente Danilo Medina entregó el Calventi.
El presupuesto actual para la reparación de los once hospitales es de 14,045 millones 731 mil 041 pesos

Aumentos de hasta un 502.9 por ciento del precio inicial es el que presentan algunos de los proyectos de reparación de hospitales que la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estados (Oisoe) transfirió al Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) luego de que el presidente de la República, Luis Abinader, dispuso su eliminación por casos de corrupción en que habrían incurrido funcionarios de pasados gobiernos.

De acuerdo a la comunicación remitida vía acceso a la información, los hospitales Vinicio Calventi, de Los Alcarrizos, Santo Domingo; Arturo Grullón, de Santiago; Antonio Musa, de San Pedro de Macorís; Octavia Gautier de Vida, de La Vega; Esperanza, de Valverde; Joaquín Medoza, de Puerto Plata; Bánica, de Elías Piña; Municipal Boca Chica, de Santo Domingo; Restauración, de Dajabón; San Vicente de Paul, en San Francisco de Macorís y Nisibón en la provincia La Altagracia, son los proyectos transferidos para su conclusión.

El 12 de agosto de 2020 el expresidente de la República, Danilo Medina, entregó el remodelado hospital general Doctor Vinicio Calventi y el centro de salud de Engombe en Los Alcarrizos y Santo Domingo Oeste. De acuerdo a las declaraciones de Francisco Pagán, exdirector de la Oisoe, eso se hizo con un monto de 2,238 millones de pesos.

Las pasadas autoridades informaron que la remodelación incluyó la adecuación del área de emergencia con sala de espera, oficina del Sistema Nacional a Emergencia 9-1-1, facturación, lavatorio, traumashock, triaje, consultorio, área de cura y yeso, nebulización adulto y pediátrico, observación adulta y pediátrica, observación ginecológica y estación de enfermería.

Dijeron además que contaba con laboratorio, área para mamografía, sonografía, rayos x, sala de espera, ocho consultorios, área de vacuna, salón de reuniones, unidad de tuberculosis y farmacia, además de diez modernas habitaciones con un total de 25 camas para hospitalización, aires acondicionados y baños privados.

Señalaron también que el bloque quirúrgico posee una sala neonatal con seis cunas, salas de parto, posparto, posquirúrgico, prequirúrgico, preparto, vestidores médicos, sala de expulsión y atención al recién nacido.

Sin embargo, de acuerdo a los datos suministrados por el Ministerio de la Vivienda, la administración de Carlos Bonilla recibió ese hospital solo con un 25 % de trabajos realizados y un presupuesto de 539 millones 351 mil 983.44 pesos.
Actualmente, el costo del hospital aumentó a 1,674 millones 497 mil 843.13 pesos, es decir, un 210 % e indicaron que será sometido a un proceso de licitación porque se rescindirá debido a que el contratista está incumpliendo.

“Luego de actualizados los diseños y planos de las obras señaladas, se realizaron las revisiones de los nuevos alcances a ejecutar en cada proyecto. Los resultados arrojaron que, debido a variaciones en las cantidades y precios anteriores, los mismos debían ser modificados”, respondió el Ministerio a elCaribe.

Antonio Musa el que más aumentó

El Antonio Musa es el que más aumentó de presupuesto (502.9 %) al pasar de 294 millones 294 mil 380 pesos a 1,774 millones 294 mil 380 pesos.

Durante un recorrido hecho por el presidente Luis Abinader el 20 de septiembre del año pasado, al hacer referencia a que en esa infraestructura se habían invertido 300 millones de pesos, expresó estar sorprendido de que, a siete años de su reconstrucción, la infraestructura estuviera en condiciones deplorables.

“En el Hospital Regional Dr. Antonio Musa en San Pedro de Macorís se han invertido más de RD$300 millones, sin embargo, los contratistas nos informan que necesitan RD$1,000 millones para su terminación, sin incluir los RD$600 millones que se necesitan para su equipamiento”, publicó en su cuenta de Twitter el jefe de Estado el 26 de septiembre.

El hospital municipal de Bánica es el tercero con el presupuesto más alto: 237.9 % más de lo contratado inicialmente y solo está construido en un 20 %.

De los once hospitales que fueron remitido al INVI, hoy Ministerio de la Vivienda, tres se encuentran en proceso de licitación: Antonio Musa, Calventi y Octavia Gautier.

La institución gubernamental explicó que en el caso del Musa, se convoca a licitación porque se agotó el monto presupuestado en el contrato y este no podía ser enmendado. Respecto al Gautier refirió que el contrato fue rescindido porque el contratista estaba incumpliendo, en tanto que se encuentran en revisión legal para proceder a rescindir el del hospital Calventi por incumplimiento.

Sólo los presupuestos de los hospitales de Boca Chica, Nisibón y San Vicente de Paul no aumentaron de manera considerable.

Contratos cancelados

En la investigación especial que hizo la Cámara de Cuenta sobre el proceso de urgencia para reparación y mantenimiento de 56 hospitales, se explica que los montos iniciales de los contratos hoy analizados fueron inferiores a los que maneja la institución. En la investigación se señala que sin evidencia de devolución de las garantías, fueron rescindidos por las pasadas autoridades.

En el Vinicio Calventi se había contratado a Leonel Ortiz Féliz para la ampliación del área de caja y emergencia por un monto de 23 millones 747 mil 544 pesos; con Pedro Ureña Paulino se contrató la reparación del Arturo Grullón por 53 millones 213 mil 548 pesos, en tanto que con Juan Romero Ventura se acordó remodelar y reparar en sentido general el Antonio Musa por 52 millones 642 mil 835 pesos.

Construcciones, Servicios y Diseños Civiles Dominic iba a reparar el hospital municipal de Jarabacoa, La Vega, por 60 millones 796 mil 673 pesos; Osvaldo Morel repararía el de Esperanza, provincia Valverde, por 45 millones 458 mil 379 pesos; Castillo R. Diseños y Construcciones repararía el Joaquín Mendoza por un monto de 41 millones 254 mil 626 pesos y (L 7) Ele Siete haría lo mismo en el hospital municipal de Bánica por 50 millones 787 mil 544 pesos.

La Cámara de Cuentas recuerda, también, que el centro de salud de Boca Chica estaba a cargo de Terminaciones y Construcciones G. P., a un costo de 35 millones 393 mil 382 pesos; la reparación del centro de Restauración, a cargo de Freddy Mercedes Ciprián por un precio de 42 millones 376 mil 524 pesos; el San Vicente de Paul se encontraba a cargo de Inversiones, Proyectos y Construcciones, por un monto de 52 millones 642 mil 835 pesos, en tanto que el hospital municipal de Nisibón tenía un precio de 50 millones 367 mil 868 pesos, a cargo de Félix Núñez Encarnación.

El caso del Calventi

Al exdirector del Servicio Nacional de Salud, Chanel Rosa Chupani, le extraña que las nuevas autoridades digan que el Calventi les fue entregado en estado de contracción de un 25 % y pidió esclarecer las cifras para determinar si es que están hablando de un porcentaje en relación a todo el centro de salud o a qué exactamente se refieren.

“¿No es un 25 % de lo que se reconstruyó? Porque si es el hospital entero, el hospital entero no tenía por qué reconstruirse… Recuerdo que esa reconstrucción cubría los quirófanos, la Unidad de Cuidados Intensivo (UCI), área de internamiento, o sea, que lo que no se hizo fue el área de consulta y la emergencia que no se hizo”, explicó.

Al amparo de la resolución MISPAS-CCC-PU-2013-08 el entonces presidente de la República, Danilo Medina, emitió el decreto para la reparación y mantenimiento general de 56 centros hospitalarios. Esas acciones en principio estaban a cargo de Salud Pública y luego pasaron a la Oisoe.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.