Premio Nobel de la Paz convencido de que los pobres pagan

Aunque muchas de sus iniciativas son bien conocidas en el país, luego de ser popularizadas por el presidente Danilo Medina, el economista y Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, recordó ayer durante una conferencia que “los pobres no son mala paga”.Al compartir su experiencia con empresarios, políticos y funcionarios que acudieron a escuchar su conferencia magistral “Erradicando la pobreza mundial: un préstamo a la vez”, Yunus explicó que la confianza que depositó en las familias de menos recursos en su país (Bangladés), fue lo que lo llevó a crear el “Grameen Bank”, un banco de desarrollo comunitario que contribuyó a mejorar las condiciones de vida de millones de familias de esa nación y lo hizo ser galardonado con el Premio Nobel, en el año 2006.

Crear negocios de bien social

Durante su ponencia en el Centro de Convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, el también llamado “Banquero de los pobres” sugirió a los presentes crear negocios que produzcan bienestar social para los pobres y no pensar solamente en el lucro personal, pues entiende que actuar de esa forma es “un fallo del sistema capitalista” que debe corregirse cuanto antes.

Como ejemplo, relató que su iniciativa de otorgar microcréditos a personas de escasos recursos nació en el año 1976, al observar las desigualdades entre ricos y pobres de su país. Reveló que cuando emprendió el negocio, los bancos no le otorgaban préstamos a la gente pobre, mucho menos a las mujeres, situación que hacía que esas personas acudieran a particulares que prestaban dinero a intereses elevados y en consecuencia contribuía a elevar su nivel de pobreza.

Al ver esa realidad, comenzó a prestar dinero, las personas dejaron de solicitarle a los usureros y su empresa comenzó a crecer, según dijo en su ponencia.

Aseguró que su mejor publicidad fue la referencia de persona a persona, que poco a poco fueron dejando de solicitar a los “usureros” para entrar al “Banco de los Pobres”. También dijo que su público principal eran las mujeres, a quienes le prestaba para que emprendieran sus propios negocios y que, contrario a lo que creían los bancos comerciales, éstas siempre cumplían con sus pagos y producían bienestar para sus familias.

Otra de las ideas que ayudó a Muhammad Yunus a desarrollar su negocio, fue llevar los bancos a los lugares rurales, lo cual en la actualidad sigue siendo una constante. Yunus consideró que esa medida contribuyó a que “el banco fuera donde la gente y no que la gente fuera al banco”. Junto con esto, comenzó un programa de formación para que supieran en qué invertir.

Ver oportunidad en situaciones difíciles

El economista Muhammad Yunus entiende que cuando se estudian las necesidades de la gente, se pueden encontrar muchas oportunidades para emprender negocios que les ayuden a salir adelante. Dijo que eso fue exactamente lo que hizo cuando decidió irse de los Estados Unidos a su país natal, Bangladés. Se auxilió de algunos de sus estudiantes y realizó estudios para conocer con precisión las necesidades de los pobres y de esa forma, ofrecerles posibles soluciones, no solo para generar ingresos, sino también para mejorar su entorno con iniciativas a favor del medio ambiente.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.