PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Pese a informes acusan de violar Derechos Humanos; RD ha sido el país más solidario con Haití

República Dominicana ha sido el único país latinoamericano en realizar un Plan Nacional de Regularización a Extranjeros (PNRE).

Hoy se conmemora el 74 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuya proclama fue aprobada en París por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de que la humanidad jamás vuelva a descender al infierno de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, los cuales cobraron la vida de alrededor de 70 millones de personas.

El holocausto judío precipitó que se aprobara el 10 de diciembre de 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Esta fecha coincide con el caos y el desorden que actualmente imperan en Haití, así como presiones por parte del Gobierno de Estados Unidos y organismos internacionales para que no haya deportaciones de inmigrantes ilegales, además de informes que acusan al país de cometer violaciones de derechos humanos en contra de los haitianos.

El terremoto de Haití dejó un saldo de más de 200,000 muertos.

No obstante, basado en los hechos palpables, ningún país ha sido más solidario con Haití que República Dominicana, sobre todo en sus momentos más difíciles como el terremoto del 12 de enero de 2010.

Prueba de eso fue la inmediata apertura de la frontera dominico-haitiana para facilitar la ayuda al vecino país, devastado por el seísmo que causó cientos de miles de muertos y destruyó la infraestructura nacional.

Ayuda sin condiciones

En ese momento, el Gobierno dominicano flexibilizó las medidas migratorias con los afectados en Haití para facilitar la ayuda al vecino país, devastado por el seísmo del martes que causó miles de muertos y destruyó numerosos edificios.

Comercio en la frontera dominico-haitiana

La República Dominicana fue la primera nación en ingresar ayuda a Haití con alimentos, agua, medicamentos y equipos de rescate. El entonces presidente Leonel Fernández había instruido a las autoridades de migración y las Fuerzas Armada a desplegar sus mayores esfuerzos por facilitar la canalización de la ayuda y el auxilio de las víctimas.

El proceso de naturalización

República Dominicana también ha sido el único país latinoamericano en realizar un Plan Nacional de Regularización a Extranjeros (PNRE).

Sin embargo, eso no evitó que gobiernos de la región, organismos internacionales y ONG criticaran el proceso y señalaran a la nación como culpable de promover y provocar la “apatridia”.

Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE).

A pesar de esos señalamientos, más de 200,000 extranjeros se acogieron al plan de regularización migratorio y alrededor de 2,000 millones de pesos fue el monto invertido por el Gobierno dominicano durante toda la jornada de naturalización.

Además, en contraste con los requerimientos gratuitos del Estado dominicano para que los extranjeros sean regularizados; las autoridades haitianas habían convertido en un negocio ese proceso debido al cobro que les hacía a sus propios indocumentados que residían en el país.

Todo empezó con la sentencia 168-13, dictada el 23 de septiembre de 2013 por el Tribunal Constitucional (TC).  

La sentencia ratificó que a los hijos de extranjeros ilegales o en tránsito, nacidos en territorio de la República Dominicana, no les correspondía la nacionalidad dominicana.  

No obstante, el entonces presidente Danilo Medina firmó en julio de 2014 el decreto 250- 14 que oficializaba el Reglamento para la aplicación de la Ley No.169- 14, la cual establecía un régimen especial para las personas nacidas en el territorio nacional inscritas irregularmente en el Registro Civil Dominicano y sobre naturalización.

En la actualidad

Luego del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise, la crisis haitiana se ha agudizado de manera exhorbitante. El caos se ha adueñado de las instituciones y las pandillas de las ciudades, lo que ha provocado que haya un mínimo nivel de seguridad en ese país.

Ante esta situación,en noviembre de este año el alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Volker Türk, pidió a la República Dominicana que detenga las deportaciones «forzosas» de haitianos a su país de origen.

Comicionado de las Naciones Unidas, Volker Turk.

El motivo fue, según el comisionado, que la «incesante violencia armada y las sistemáticas violaciones de los derechos humanos en Haití no permiten actualmente el retorno seguro, digno y sostenible» de los haitianos a su país.

No obstante, ante esas declaraciones el presidente Luis Abinader reaccionó de manera contundente.

“República Dominicana no solamente va a continuar sino que va a incrementar las deportaciones; por lo tanto esas declaraciones de Volker Türk en nombre de las Naciones Unidas son inaceptables e irresponsables. Vamos a continuar las deportaciones y las vamos a incrementar”, aseveró Abinader.

Visita de Uzra Zeya, subsecretaria de Seguridad Ciudadana, Democracia y Derechos Humanos de Estados Unidos.

Un mes antes, la subsecretaria de Seguridad Ciudadana, Democracia y Derechos Humanos de Estados Unidos, Uzra Zeya, había pedido al Gobierno dominicano continuar avanzando en la lucha contra la trata de personas mediante la investigación, el enjuiciamiento y la condena efectivos de los traficantes, para proteger a los más vulnerables de las comunidades.

Esto incluía la prestación de servicios a todas las personas vulnerables, incluidos los haitianos y también los dominicanos de ascendencia haitiana.

El porvenir

Ayer la Declaración de Santiago de los Caballeros, aprobada en la LVI Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), respaldó la petición de República Dominicana ante la comunidad internacional para buscar respuestas a la crisis en Haití.

“Acompañamos el urgente llamado que República Dominicana ha formulado a la comunidad internacional, a fin de que se atienda esta grave crisis, poniendo en marcha acciones y esfuerzos conjuntos para viabilizar una respuesta duradera y sostenible en Haití”, indicó la declaración.

Reunión del SICA en Santiago.

Esto demuestra que República Dominicana sigue apelando a la solidaridad para con Haití, a pesar de los señalamientos de la comunidad internacional y organizaciones afines. Tal conducta ha sido coherente con los años ya que son varias las ocasiones en que los gobiernos dominicanos han manifestado su preocupación por la situación haitiana y han solicitado la colaboración de las superpotencias al respecto.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Dalton Herrera