Monte Plata, tierra fértil de agroindustria y ecoturismo

Compartir
El Monumento Natural Salto De Socoa, en Bayaguana, es un destino ecoturístico muy visitado en la provincia.
La provincia es conocida por poseer destinos ecoturísticos de exuberante belleza, que atraen la atención de miles de personas cada año

Monte Plata es una provincia rica en recursos naturales y productora de varios rubros de alcance internacional, constituida por cinco municipios en los que habitan más de 222 mil personas, y que avanza poco a poco sacándole provecho a sus recursos.
El ecoturismo es una de sus fortalezas. El Monumento Natural Salto De Socoa, en Bayaguana, es parte de los espacios naturales más visitados de toda la provincia. Con aguas verdes y cristalinas, este balneario es punto de encuentro de nacionales y extranjeros que ansían escapar del bullicio de la ciudad o el pueblo, y reencontrase con la naturaleza en su máxima expresión.

El sonido de esta cascada cayendo desde una altura de más de 20 metros y el verdor del bosque con clima húmedo representan para el visitante una experiencia paradisíaca, a la que se accede recorriendo un sendero descendente de aproximadamente 300 metros.

Monte Plata, en donde en la última década se ha reconocido un importante potencial para el desarrollo del turismo sostenible, también tiene el Salto Alto de Bayaguana, un oasis natural compuesto por tres cascadas con aguas azules y verdes. Este es uno de los puntos ecoturísticos más visitados de todo el país, a pesar de lo complicado para acceder al mismo debido a las condiciones de la carretera.

La artesanía, una oportunidad de crecimiento

En esta provincia también se encuentra un proyecto cultural que ha tenido impacto a nivel nacional, y que capta además la atención de turistas, enfocado en la creación de piezas de barro inspiradas en la cultura taína.

A través de réplicas de dioses y otras figuras de devoción de los primeros habitantes de Las Antillas, los Hermanos Guillén, en Yamasá, mantiene este período de la historia a través de esta expresión artística, que los ha llevado a participar en ferias y congresos en diferentes partes del mundo, como España y Alemania.

Ramón y Esteban Guillén, tras recibir formación en cerámica básica, fueron solicitados en 1992, durante los actos celebrados en la isla con motivo del quinto centenario del descubrimiento de América, para crear réplicas de petroglifos y pictografías, cemíes y duhos. Al ver que tenían la agilidad, decidieron emprender el proyecto. Fueron a museos y realizan investigaciones para crear piezas más precisas.

El proyecto empezó con jóvenes que cursaban el bachillerato y con mujeres de la comunidad. “Los jóvenes de la provincia ven esto como una oportunidad para cubrir sus estudios, pero también para aprender sobre nuestra historia”, cuenta la esposa de Ramón Guillén, Juana Leonardo, quien enseña a las mujeres a elaborar diferentes piezas y a darle las terminaciones con pintura.

Las creaciones de los hermanos Guillén han llegado a varios países y se comercia en los principales polos turísticos de República Dominicana, como Bávaro, Puerto Plata, Boca China, entre otros.

La labor que realizan no se ha quedado solo en lo material, sino que en términos educativos han aportado significativamente, debido a que al ser Ramón Guillén docente, aprovecha para instruir sobre la cultura taína a los jóvenes estudiantes que asisten de colegios y escuelas.

Todas las piezas son elaboradas a mano y quemadas en fuego, y se secan por dos o tres días dependiendo de la complejidad y el tamaño. En la entrada del proyecto, los hermanos Guillén han decorado con las réplicas de los principales dioses taínos, como el dios Sol, la diosa Luna, Atabeira, el dios de la lluvia, entre otros.

Próximamente, los Hermanos Guillén estarán construyendo allí un espacio más cultural, en el que pretenden crear un tour que muestre las etapas de la época taína, sus creencias, y la fuerza de ese legado que hoy día se esfuerzan por revivir.

Hermanos Guillén, que brinda empleo a decenas de personas de la comunidad, tuvo la oportunidad de ser parte con la exposición en el Palacio de Bellas Artes “Siento, luego toco”, con la colaboración de la Galería Táctil del Museo del Louvre, en París, en la que se presentaron piezas para que los no videntes pudieran tocarlas y apreciarlas.

“El proyecto ayuda a las mujeres y a los jóvenes a valorar más la historia que tenemos como dominicanos. Cuando forman parte del proceso de elaboración, comprenden el significado de muchas cosas de hoy día”, expresó Juana Leonardo.

“La historia taína no es aburrida. Cuando los estudiantes nos visitan, se dan cuenta de eso”, manifestó.

La agroindustria como motor para el progreso

Monte Plata también es conocida como una de las provincias líderes en producción de piña. Allí existe un ambicioso proyecto que podría posicionarla como la principal productora de esta fruta en todo el país.

Se trata de la Asociación de Productores de Piña de Monte Plata (Asopropimopla), una entidad que busca impulsar el desarrollo agroindustrial en la producción de piñas con la finalidad de competir y exportar a los diferentes mercados internacionales.

Con más de 300 productores agrupados, la asociación tiene como objetivo vender 6 millones de unidades de piña fresca de las cuales 3,600,000 unidades se venderán en el mercado externa y 2,400,000 unidades en el mercado interno.

Según informó Joelín Santos, presidente de la asociación, también estiman vender 21,000 hijuelos locales de piña y 14,000 hijuelos importados. También se estima preparar 10,000 tareas a socios y 6,000 tareas a no socios.

Hace poco, el Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA) impulsó la producción de esta fruta al aprobar la siembra de más de 2,000 tareas, beneficio que llegará de forma directa a unos 200 productores de Monte Plata.

“Tenemos el privilegio de que en nuestros suelos se pueden cultivar diferentes rubros. Pocas provincias tienen estos microclimas y tipo de tierra. En el caso de la piña, nos estamos planificando para convertirnos en una de las principales provincias productoras”, consideró Santos, quien indicó que a finales del próximo mes estarán produciendo más de 180 mil piñas semanalmente.

“La piña es una fruta noble, que no exige clima rígido para crecer. Muchos países desearían los privilegios que tenemos; como sol todo el año”, dijo Santos.

Isla Bonita, la marca de distribución de frutas tropicales y exóticas de Grupo Eurobanan, impulsará la producción de piña al llevar el cultivo de la Asociación a otros países próximamente.

Otro de los rubros que se producen en grandes cantidades en esta provincia es el cacao. En nuestro país anualmente se producen 60 mil toneladas de este fruto, de los cuales más de 3 mil nacen en Monte Plata. De esa cantidad, solo el 5% se queda en la provincia, la otra se exporta a Europa y Estados Unidos.

Cultura religiosa

Uno de los puntos cultures de la provincia es la Iglesia del Santo Cristo de los Milagros de Bayaguana, dedicado al patrón San Juan Bautista, que data de 1608.

Este templo fue declarado como patrimonio nacional por la Oficina de Patrimonio Cultural en el 1919. Luego de eso, en el año 2000, recibió la categoría de Centro de Peregrinación por decreto del Papa Benedicto XVI. Tras eso, miles de creyentes católicos visitan este santuario.

Monte Plata, aunque está entre las provincias con un Índice de Desarrollo Humano Medio Bajo, tiene el potencial para convertirse en un referente de la agroindustria y el ecoturismo en todo el país.

Interés
La historia taína no es aburrida. Cuando los estudiantes nos visitan, se dan cuenta de eso”.

Ventaja
La piña es una fruta noble, que no exige clima rígido para crecer. Muchos países desearían los privilegios que tenemos; como sol todo el año”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir