Esperan reparen daños por explosión

Calle afectada por la explosión de tubería.

Santiago. Las 13 familias que dicen haberlo perdido todo con las inundaciones y roturas que provocaron las explosiones de tuberías, aún esperan que la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Santiago (Coraasan), responda por los daños.

María Petronila Rodríguez, quien en el próximo mes de abril cumplirá sus 99 años, forma parte de las familias que fueron víctimas de la explosión de una tubería matriz de Coraasan, en la calle Fernando Bermúdez de Bella Vista, al suroeste de la ciudad.
Para este martes está previsto que el Tribunal Civil de Primera Instancia continúe el conocimiento de la demanda interpuesta por vecinos que reclaman por los daños ocasionados a la empresa y al exdirector de Coraasan, Silvio Durán. También hará valer su reclamo una madre cuyo hijo de trece años sufrió lesiones físicas por la explosión de la tubería del acueducto de Santiago, ocurrida el 9 de agosto de 2020. El menor permaneció interno varios días y padece aún daños emocionales.

Calvario

Arelis del Carmen Rodríguez perdió todos los ajuares con la explosión de la tubería de Coraasan en la calle Fernando Bermúdez número 17 de Bella Vista. Posterior a esto, se vio obligada a tomar un préstamo para comprar los electrodomésticos esenciales y algunos enceres del hogar. Todo esto, mientras esperaba que Coraasan le repare los daños, pero vinieron unas elecciones y las autoridades de entonces ya no están.

Las familias afectadas acusan a las actuales autoridades de mantener el mismo grado de insensibilidad de las anteriores.
Recuerdan que el presidente Luis Abinader visitó Bella Vista el 12 de septiembre de 2020, y les prometió a los vecinos la solución al problema. Hoy que vuelven al tribunal civil a dar seguimiento a sus demandas, también le recuerdan al presidente Abinader que lo siguen esperando.

Dicen tubos deben ser reemplazados

La tubería matriz de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de esta ciudad (Coraasan), que atraviesa el sector de Bella Vista, al suroeste de esta ciudad, agotó su tiempo de vida útil, lo cual se refleja en las constantes averías que genera, y algunas de ellas han causado pérdidas millonarias a los propietarios de las viviendas que han tenido que mudarse o hacer arreglos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.