PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El huracán Fiona no causó grandes daños en la capital y los municipios Santo Domingo Este, Norte y Oeste

Contrario a la zona este del país, el huracán Fiona, de categoría uno, causó pocos estragos en la capital dominicana, donde se registraron lluvias y viento leves.

Ayer, las calles del Gran Santo Domingo lucían despejadas, con poca presencia vehicular en las vías principales, mientras los moradores se encontraban en sus casas realizando las labores cotidianas de un día no laborable.

Algunos ciudadanos decidieron salir de sus hogares, desafiando las recomendaciones de los organismos de socorro y se trasladaron a la playa del kilómetro 13 de la carretera Sánchez.

Varios de ellos se encontraban dando un paseo y otros escuchaban música y tomaban alcohol, mientras caía una llovizna ligera en la zona.

“Aquí no ha llovido mucho, esto ha estado tranquilo”, dijo un hombre consultado por reporteros de este diario, cuando estaba sentado en una de las yolita que se usan en esta playa, la cual está afeada por la basura que han tirado allí.

Mientras, unos niños jugaban en la arena y unos hombres se encontraban mar adentro trasladándose en una yola.


Ribera del río Ozama

Por el litoral del río Ozama, el panorama lucía calmado. Por ejemplo, en el sector La Ciénega, los moradores estaban tranquilos. Aunque, unos pescadores se desplazaban en una pequeña embarcación, pese al crecimiento que registró este afluente.

En el recorrido que realizaron equipos de elCaribe por la zona se evidenció las condiciones inhumanas en que viven decenas de personas, cuyas viviendas a orillas del río Ozama, en Santo Domingo están a punto de colapsar por el deterioro y el fango. Además del riesgo al que están expuestas.

Montones de basuras rodean algunas de esas casas así como orillas del río, acompañadas de un hedor insoportable para quienes no suelen recorrer esos recónditos, no así para sus residentes. A esto se agrega el hacinamiento de las viviendas y la proliferación de sus moradores, siendo de este modo puntos blancos de eventuales enfermedades de transmisión directa.

Más arriba, en la calle Francisco del Rosario Sánchez, que da acceso a los barrios Los Guandules, La Ciénega y Gualey, brigadas de la Alcaldía del Distrito Nacional realizaron labores de limpieza de las calles desde tempranas horas.

Los municipios Este, Norte y Oeste

En el municipio Santo Domingo Oeste las arterias principales lucían despejadas, pero más adentro, en las calles residenciales, las personas se desplazaban con normalidad. Las pocas lluvias que se registraron acumularon basura en la cañada Guajimía.

En medio de la lluvia y el viento del huracán Fiona, lugareños de varios puntos de Santo Domingo Este y Norte, se vieron obligados a arriesgar sus vidas, tras salir de sus techos a buscar el sustento de sus familias, ya que en su gran mayoría son “chiriperos” (viven del día a día).

Mientras, que en los niños surcaban cada callejón sin supervisión de sus padres y se ofrecían a guiar a los periodistas a las zonas más vulnerables.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Rosmerys De León