PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Los representantes de partidos, senadores y diputados pidieron a la comunidad internacional ayudar el país

El disturbio registrado la tarde del pasado jueves en la zona franca “Compagnie de Développement Industriel” (Codevi), de Juana Méndez, en Haití,  puso en alerta a dirigentes políticos y legisladores locales, quienes hicieron un llamado a los organismos internaciones para mediar la situación en la nación.


Convencidos en que los problemas que vive el vecino país no pueden ser enfrentados únicamente por la República Dominicana, los representantes políticos, senadores y diputados pidieron a la comunidad internacional apresurar la intervención militar y económica en la demarcación, para evitar que la inestabilidad en ese territorio genere un choque con consecuencias inesperadas entre ambos países.


De los representantes políticos se pronunció Pelegrín Castillo, dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP); del Congreso, reaccionaron los senadores fronterizos Ramón Pimentel, Partido Revolucionario Moderno (PRM) e Yván Lorenzo, vocero del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en la Cámara Alta. También hablaron del tema, los diputados Ramón Bueno (PRM), presidente de la Comisión Permanente de Fuerzas Armadas; Sonia Agüero (PLD), provincia de Dajabón; Víctor Suárez (PLD) y Máximo Castro Silverio (PRSC).


Los congresistas advirtieron que la violenta acción haitiana contra una empresa fronteriza, es un claro aviso de las consecuencias que acechan a la República Dominicana, lo que  justifica rápidas medidas de la comunidad internacional y local en la frontera.


Dirigente político


Pelegrín Castillo explicó que hace 21 años advirtió a altos cargos del Departamento de Estado de los Estados Unidos que los problemas de un estado fallido se deben abordar con un compromiso internacional “serio” y “no con esquemas de negocios y empresas en una frontera vulnerable” con Haití, “que es frágil y dependiente”.


A través de su cuenta de Twitter, el representante de FNP indicó que los organismos internacionales deben abandonar la idea de convertir a República Dominicana “en nación de refugio de una crisis humanitaria que ellos mismos están fomentando en Haití”.


Senadores fronterizos


El senador de Montecristi, Ramón Pimentel, tras señalar que hasta el momento (de hablar con este medio) las autoridades tienen la situación controlada en la frontera, espera que la comunidad internacional acuda en auxilio de la parte oeste de la isla para que haya tranquilidad en ambos países.

Aunque reconoció que la situación en Haití es un caos, descartó por el momento que vaya a pasar algo malo. Sin embargo, advirtió que hay bandas armadas muy conocidas allí y  sectores buscando problemas.


En tanto, Yván Lorenzo se lamentó de que la política exterior se maneja “con populismo” y aseguró que advirtió que la relación con Haití debe manejarse con mucha madurez por las rencillas históricas que hay entre ambas naciones. En ese sentido, exhortó a conciliar la relación con el vecino país, porque, según destacó, es el único país donde RD tiene saldo positivo de la balanza comercial.


Diputados


Tras recordar que ha venido pidiéndoles a todos los líderes políticos del país, a las iglesias y la sociedad en general que el tema haitiano es nacional y no  exclusivo del gobierno, el diputado Ramón Bueno vaticinó que el caso de esa nación va a afectar de manera directa a todos los dominicanos.

“La paz dominicana está en peligro con la situación de Haití”, advirtió el presidente de la Comisión Permanente de Fuerzas Armadas  de la Cámara Baja, quien aprovechó para extender un llamado al pueblo dominicano para “pedirle al mundo que este es un problema que ellos tienen que venir a ayudar a resolverlo, porque eso está al doblar de la esquina”.


Máximo Castro Silverio consideró que es momento de que todos los dominicanos hagan el esfuerzo de hacer sentir que la República Dominicana realmente ha estado en la vanguardia de pedir en organismos internacionales “que no dilaten más” la intervención a Haití, no solo “militar, sino económica, cultural y en todos los aspectos, para devolver la vida democrática a ese país”.

 Por su lado, Víctor Suárez sostuvo que lo que ocurre en la República Dominicana es alarmante, porque la comunidad internacional “ha bajado la suerte a los haitianos”.


Se recuerda que la vandálica acción en territorio haitiano movilizó a las Fuerzas Armadas a la frontera de Dajabón.

Diputada de Dajabón dice todo está tranquilo

La diputada Sonia Agüero aseguró que la situación en la frontera es tranquila y la misma ha sido reforzada. Como ejemplo, destacó que el mercado binacional se abrió nuevamente. “Hasta ahora está todo tranquila en Dajabón, hasta ahora no hay ningún tipo de amenaza”, sostuvo la representante de esa provincia en la Cámara Baja.

 El disturbio en Codevi se originó alegadamente cuando el síndico haitiano Lumma Demetrius intentó cruzar desde Dajabón hacia Haití por el referido parque industrial.

 Se informó que luego que  atropellara a varias personas, la zona franca fue invadida por una turba que, según se informó, dejó múltiples daños a la propiedad y heridos.

Posted in PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Abednego Paulino