Acusado de la muerte de Eddy Peña confesó haberlo matado

Compartir

La Policía Nacional informó ayer que apresó al presunto responsable del rapto y posterior muerte de Eddy Manuel Peña Cabrera, de 31 años, cuyo cadáver fue encontrado en un solar baldío de San Cristóbal, el pasado 25 de julio.

Se trata de Juan Carlos Zapata, alias “Kiko 7”, quien fue detenido en Higüey, provincia La Altagracia, junto a su pareja, Carmen Ulerio, alias “La Rubia” y otro hombre que no fue identificado por las autoridades, y supuestamente confesó a los investigadores policiales que cometió el hecho, aunque no se especificaron las causas que lo llevó a hacerlo.

De acuerdo al cuerpo del orden, en el momento del apresamiento, los imputados se encontraban recibiendo un dinero de una agencia de envíos y según puntualizó, los tres se escondieron durante todo este tiempo en una finca del municipio Santo Domingo Este.

La institución explicó, asimismo, que a “Kiko 7” le ocuparon una pistola con su cargador con 14 cápsulas, seis radios de comunicación y un teléfono celular; a Ulerio se le ocupó la suma de 9 mil 500 pesos, un celular, una gorra, y unos lentes. Mientras que al otro hombre le fue ocupado un teléfono móvil.

“Además de su propio testimonio, tenemos el arma ocupada que va a ser enviada al laboratorio para hacerle la analítica de rigor, su propio testimonio, más otras evidencias que saldrán a relucir en el juicio de fondo que el Ministerio Público le aportará a su debido tiempo”, manifestó el vocero de la institución, Frank Félix Durán Mejía.

Eddy Peña, de 34 años, fue raptado en Gazcue momentos en que se disponía a mostrar un vehículo que iba a alquilar y posteriormente, fue hallado muerto con un disparo en la cabeza en unos matorrales en Villa Fundación, San Cristóbal. Luego, el vehículo, fue encontrado quemado en Santiago, en las proximidades del vertedero de Rafey.

Sobre el asesinato de Peña, la Policía dijo que Zapata supuestamente tenía diferencias con el padre del muerto, quien lo había acusado de dos robos, y por tales motivos existen en su contra dos órdenes de arresto.

Según especificó la Policía, el principal acusado y presunto autor del hecho, Juan Carlos Zapata, era activamente perseguido por su implicación en varias muertes y actos delictivos.

Dentro de estas, detalló los homicidios de Eduardo Antonio Rodríguez Peralta y un nacional haitiano identificado con “San San”, a causa de heridas de arma de fuego el pasado 23 de junio en Mao, provincia Valverde, en la finca Proyecto Bananero Juan Pastor Jiménez. Actualmente, los detenidos se encuentran bajo el control del Ministerio Público, para los fines legales correspondientes.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir