Nueva York, Ontario y Amazonas con indicios de una segunda ola de COVID-19

Compartir

Redacción Internacional.- Nueva York, Amazonas (Brasil), Ontario y Quebec (Canadá), son algunas de las regiones americanas que miran con temor el aumento progresivo de sus cifras de contagios diarios y de fallecidos y se preparan para una eventual segunda ola de la pandemia de la COVID-19.

Su temor, materializado en nuevas restricciones, choca con el optimismo al que invita la tendencia general en América, con una curva en lento descenso desde finales de julio, aunque todavía con 100.000 positivos al día, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La pandemia del coronavirus deja ya alrededor de 16,3 millones de contagiados y casi 550.000 muertes en América, donde todavía se reportan jornadas con más de 3.000 fallecidos, teniendo en cuenta que la gráfica de este indicador se mantiene estable desde abril.

La OMS informó este lunes que los casos globales de COVID-19 superaron los 32,9 millones, mientras que el número de fallecidos, unos 995.836, está muy cerca de llegar al millón.

De ese total, unos 16,3 millones de casos positivos - algo menos de la mitad - corresponden a América, mientras que la segunda región más afectada, Asia Meridional, supera los 6,8 millones, seguida de Europa con 5,6 millones.

Por países, Estados Unidos, India y Brasil siguen siendo los tres más afectados del mundo tanto en casos como en fallecidos.

Dentro de Latinoamérica, Brasil reporta casi 4,7 millones de infectados y más de 141.741 muertes, le siguen Colombia (806.000 casos y 25.488 decesos) y Perú (ronda los 800.000 enfermos y las 32.000 defunciones).

Tras ellos se ubican México (726.000 contagios y 76.430 fallecimientos) y Argentina, con una de las gráficas más ascendentes entre los 10 países más afectados del mundo, con 702.000 casos y más de 15.749 decesos.

Con esto, América acumula alrededor de 16,3 millones de contagiados y 550.000 fallecidos.

NUEVA YORK, EN ALERTA

El estado de Nueva York registró más de 1.000 casos en un día, una cifra que no tenía desde junio y su tasa de test positivos aumentó hasta el 1,5 %, su nivel más alto desde julio.

El estado y sobre todo la ciudad homónima llegaron a ser el epicentro de la pandemia en Estados Unidos y un foco a nivel mundial en la primavera pero hasta ahora había podido contener el virus y seguir un proceso de reapertura.

La preocupación por una eventual segunda ola la trasladó hoy el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que explicó en una conferencia telefónica que van a enviar a las áreas más afectadas refuerzos del Departamento de Salud estatal para aumentar el número de pruebas y garantizar que se cumplen las medidas de prevención.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.795 personas desde marzo.

La disparidad entre regiones de un mismo país se entrevé al analizar los datos de Florida, que vivió su máximos diario hace un par de meses y hoy suma 738 casos nuevos de COVID-19, la cifra más baja en tres meses.

También Brasil, siete meses después de su primer caso de coronavirus, vive un momento de relativa estabilidad, pero ha encendido las alertas ante el repunte de contagios en Amazonas, el primer estado que entró en colapso, y de muertes en Río de Janeiro.

Según datos oficiales, los casos de COVID-19 en la ciudad capital del estado del Amazonas, Manaos, aumentaron un 55 % entre la segunda y la tercera semana de septiembre, ante lo cual el gobernador de Amazonas, Wilson Lima, impuso nuevas restricciones.

Manaos, que con unos dos millones de habitantes alberga prácticamente a la mitad de la población de Amazonas, vivió escenas dramáticas durante los meses de abril y mayo, cuando sus hospitales y funerarias colapsaron ante la explosión de casos de COVID-19.

Mientras, en Río de Janeiro, preocupa que en los últimos días se reporte un alza en el promedio diario de muertes, que ahora varía entre los 82 y las 103. Ese crecimiento coincide con las imágenes de playas abarrotadas de bañistas en la otrora 'Cidade Maravilhosa', animados por las buenas temperaturas y pese a las medidas sanitarias aún en vigor.

Estas dos ciudades siguen distintas velocidades a la del resto del país donde la media de muertes diarias bajó un 10 % en la última semana y ahora se ubica por debajo de los 700 decesos. Aun así "la pandemia aún no ha caído a niveles para poder decir que finalizamos el ciclo de la primera curva", afirmó a Efe el doctor Antonio Bandeira, director de la Sociedad Brasileña de Infectología (SBI).

En la misma línea, las autoridades canadienses anunciaron este lunes nuevas restricciones después de que las dos principales provincias del país, Ontario y Quebec, declarasen que sufren una segunda ola de la COVID-19 con un abrupto aumento de los casos en las últimas 24 horas.

EL VIRUS AMENAZA CON MÁS DESIGUALDAD

Al empeoramiento de la situación en las primeras ciudades que fueron golpeadas por la pandemia de la COVID-19, otros informes alertando sobre las nefastas consecuencias del coronavirus embarran todavía más el optimismo en el continente.

Así, la organización humanitaria Oxfam informó hoy que Honduras - con 75.109 infectados y 2.289 muertos - verá un crecimiento de la desigualdad, del número de desempleados y pobres, en especial en el Corredor Seco, donde más de 1,6 millones de personas padecen inseguridad alimentaria.

En el otro lado del Atlántico, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, lamentó este lunes que las mujeres tienen un 50 % más de probabilidades de perder su empleo en la crisis derivada de la pandemia de coronavirus e insistió en que los efectos de la pandemia son mayores para ellas.

MEZCLA DE APERTURA Y CONFINAMIENTOS

Para evitar las consecuencias nefastas en la economía de cuarentenas que en países como Argentina se alargan por más de seis meses, muchos países experimentan sus primeros pasos con las aperturas y hacen un llamado a reactivar sectores imprescindibles como el turismo.

Entre los países con aperturas extensas de su economía, con ofertas de vuelos internacionales para las próximas semanas, aunque con estados de emergencia todavía en pie se encuentran Colombia, México, Panamá, Perú, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, México o Guatemala.

Aunque este último, con 90.263 contagios acumulados y 3.234 decesos y donde el presidente Alejandro Giammattei sigue recuperándose de la enfermedad, sigue con medidas como los toques de queda durante la tarde y la noche. Una opción elegida también por Cuba o Chile.

Más curioso parece ser el caso de Venezuela, donde a partir de este lunes entrará en una semana de "cuarentena radical", luego de haber disfrutado de otra de flexibilización en la que 24 sectores de la economía tuvieron permisos para abrir sus puertas. Venezuela denomina a este sistema como "7+7", y el presidente Nicolás Maduro ha dicho que estima le ayude a controlar los contagios mientras permite un respiro a la economía. EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir