PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Mercedes Chávez, de vender accesorios en la escuela a crear masas para galletas

Desde muy pequeña la joven Mercedes Chávez mostró su alma de empresaria vendiendo frutas a sus compañeros de colegio en las horas del receso, sin embargo, esa acción respaldada por la mayoría de sus amigos fue rechazada por la directora del centro educativo, quien le llamó de inmediato la atención.

Desde muy pequeña la joven Mercedes Chávez mostró su alma de empresaria vendiendo frutas a sus compañeros de colegio en las horas del receso, sin embargo, esa acción respaldada por la mayoría de sus amigos fue rechazada por la directora del centro educativo, quien le llamó de inmediato la atención.

La actitud de la directora del colegio no logró desvanecer sus sueños de crear otras opciones de negocio que pudieran generarle alguna entrada de dinero, pese a su corta edad.
“A la directora no le pareció correcto que vendiera frutas en el colegio, me lo prohibió, entonces empecé a vender accesorios, como pulseras, anillos, colitas, lazos, los cuales llevaba en mi mochila”, cuenta a elCaribe.

La mercadóloga de profesión confiesa que tuvo una infancia “demasiado chula” con sus padres, a quienes les agradece por la educación, los valores que le inculcaron y el amor brindado.

Entiende que gracias a sus padres se convirtió en el ser humano responsable, persistente y honesto que es hoy en día. “Mis padres me enseñaron a respetar, a valorar a las personas, a ser responsable y a trabajar por lo que quiero y a seguir mis sueños”, comenta Mercedes.

Expresa que cuando era pequeña su padre soñaba con ponerle una repostería. Hoy, aunque no tiene la repostería, se ha dedicado a la preparación de masas para galletas, las cuales comercializa utilizando las aplicaciones de expendio de comida y las redes sociales.

Las masas de galletas también sirven para hacer helados.
La emprendedora explica que durante el confinamiento por el virus de la covid-19, la llevaron a aprender más sobre la preparación de postres. Y es ahí que, junto a su esposo, Sandro Schettini, vio la oportunidad de desarrollar un negocio propio e innovador. “En ese tiempo me dediqué a aprender más sobre cómo preparar dulces y empecé hacer galletas… vi ahí una oportunidad de mejora porque a mi esposo le encantaba comer la masa cruda”, manifiesta la joven.

Confiesa que Sandro fue el primer fanático de sus productos, quien siempre daba el visto bueno a las preparaciones, despertando en ella las ganas de iniciar su proyecto Bolaemasa, galletas sin necesidad de horno.

Mercedes Chávez define su iniciativa Bolaemasa como una marca relajada, colorida, sobria, moderna con un toque chic y elegante.

Expresa que Sandro Schettini fue el creador del nombre Bolaemasa que significa bola de masa versátil para la creación de postres. Además de la preparación del producto, la empresaria es responsable de crear el contenido para las redes sociales, la contabilidad, la recepción y el despacho de los envíos.

Puedes contactar a Mercedes Chávez a través de las redes sociales en Instagram y Facebook como @Bolaemasa, mediante las aplicaciones Pedidos Ya y en City Market y el teléfono 829-972-8266.

La empresaria, quien se define como una amante de los alimentos, afirma que aunque inició en el mercado con un solo sabor, masa clásica de galletas de chocolate chips, actualmente cuenta con cuatro sabores: Brownicious, Velvetlicious, Bluemonster y Classic, cada uno creados para complacer a sus clientes.

Sus productos vienen en tamaños de cuatro y ocho onzas. “Ha sido un crecimiento progresivo y a la medida de los requerimientos de la marca”, asegura.

De acuerdo con su creadora, el proyecto Bolaemasa es la primera iniciativa de la masa de galletas comestibles en el país, las cuales puedes hornear, hacer batidas y waffles. “Bolaemasa es un producto que te da la libertad de elegir cómo quieres consumirlo y esto es lo que nos hace diferentes y únicos en RD”, afirma llena de orgullo.

El producto viene en presentaciones de cuatro y ocho onzas.
Ingresos

Con una sonrisa, Mercedes expresa que su iniciativa ha cambiado notablemente sus ingresos.

Manifiesta que sus familiares han sido el apoyo más grande e importante en todo el proceso, asegurando que ellos son quienes la motivaron a lanzarse al proyecto.

“Siempre han sido mis fanáticos más grandes y mis primeros clientes, son los primeros en probar y dar el visto bueno a cada sabor que lanzamos cuando hemos tenido sabores de temporada. Han sido mis críticos… en fin, mi respaldo”, enfatiza.

Mercedes Chávez, quien tiene 27 años, recomienda a los jóvenes a poner a Dios en primer lugar antes de iniciar un proyecto y a luchar sin desmayar hasta realizar sus sueños.
“Suena muy lindo todo lo de emprender, pero es un camino de mucho esfuerzo y sacrificio. Es gratificante ver crecer tu negocio”, sostiene.

Insta a los futuros emprendedores a no temer a los fracasos, porque cada fracaso es una enseñanza. Los llama a levantarse con fuerza y a seguir persiguiendo sus metas.

Posted in Destacado, Dinero, EmprendedoresEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Rosmery Feliz