Yamil: La joven de los exquisitos bizcochos

Yamil Núñez Moya, una joven amante de la cocina que vive en constante evolución.
Ofrece sus creaciones vía Ballecoco, donde comercializa diversas picaderas

Los dulces son las preparaciones más deliciosas que siempre están presentes en todas las reuniones familiares y en los famosos “juntes” con los amigos. Son platillos que con solo un mordisco transportan tu mente y te hacen suspirar.

Yamil Núñez Moya, una joven amante de la cocina, especialmente del arte de la repostería decidió emprender con un proyecto que le permite explotar sus habilidades culinarias y creativas, dándole paso Ballecoco, un lugar donde no solo encontrarás postres sino también picaderas frías y calientes.

La joven, oriunda de San Víctor, provincia Espaillat narra a elCaribe que tuvo una infancia llena de amor e ilusiones. Y es en ese período de su vida que inconscientemente descubre su atracción por la cocina debido a que todos los días jugaba con sus muñecas y le preparaba las meriendas.

“Durante mi infancia me dediqué a los juguetes propios de mi edad y mis gustos. Todo transcurrió entre muñecas, preparación de comidas, meriendas y dulces para mi familia y mis amigos, los cuales, por supuesto, no disfrutaban porque eran asuntos de juegos”, recuerda.

Núñez relata que en esa etapa de su vida puso mucho interés en sus estudios y se esmeraba por obtener las mejores calificaciones de su salón de clases, ganándose así múltiples reconocimientos en las casas académicas donde estudió.

Expresa que el deseo de trabajar y salir adelante por sí misma la llevó a pensar en varias propuestas para iniciar un negocio propio. Y es que su principal motivo era poder tener una empresa y brindar sus servicios, los cuales prepara con amor y esmero.

“Cuando preparaba esos dulces y alimentos, a nivel de juego, eran mi encanto”, rememora llena de nostalgia.

La joven de 21 años explica que además de salir adelante por sus propios méritos, otro factor que influyó en ella era la búsqueda de cosas nuevas que le garantizaran revolucionar e innovar. Esta búsqueda la llevó a elaborar por primera vez de manera profesional los bizcochos y los dulces.

Yamil, quien es estudiante de medicina, define Ballecoco como una empresa exitosa que se encarga de hacer feliz a sus clientes a través de cada uno de sus postres y picaderas.

“Se llama Ballecoco, que significa Barriga Llena, Corazón Contento. Se trata de una denominación llamativa para fines publicitarios”, dice

De acuerdo con la emprendedora en Ballecoco puedes encontrar bandejas personalizadas para cada ocasión a gusto del cliente, además una amplia variedad de postres y picaderas, tales como quipes, croquetas, minis sandwiches, empanaditas, entre otras ricas preparaciones.

En las instalaciones del local, Yamil vende también utensilios de pastelerías como son los moldes para la elaboración de los bizcochos.

Puedes comunicarte con Yamil Núñez Moya a través de Instagram como @Ballecoco_14, en Facebook: Barriga llena, corazón contento o mediante el teléfono 829-373-1981/ 809-823-0349.

“Comenzamos produciendo unos cuantos bizcochos. Otros servicios son los bocadillos, postres, detalles personalizados y últimamente, la venta de diversos utensilios e insumos propios de la repostería”, indica en la conversación.

Revela que la calidad de los productos ha permitido la expansión del negocio, generando la llegada de nuevos clientes cada día a su empresa.

“La calidad de nuestros productos nos coloca en un lugar privilegiado según el testimonio de los clientes. Además, hay otras razones que nos caracterizan como por ejemplo: la responsabilidad y puntualidad”, enfatiza con alegría.

No solo la cocina es uno de los talentos de la emprendedora, sino también el canto, actividad que desarrolla como miembro de la banda musical del Sistema Nacional de Escuelas Libres, al mismo tiempo que trabaja con los jóvenes de la iglesia de su municipio.
Cuenta que su familia ha sido un pilar fundamental para el crecimiento del negocio, alegando que su hermana y su mamá desde el momento cero han dicho presente y han puesto todo su empeño para ser realidad este proyecto.

“Mi familia se ha integrado a mi proyecto, es decir, ha desempeñado el rol de apoyo que en este caso de espera de quienes son nuestros aliados del diario vivir. Ellos me ayudan en las labores propias de mi negocio y en la medida de lo posible, han aportado algunos ahorros con la finalidad de que mi pequeño negocio siga adelante”, puntualiza

Con casi cinco años de iniciado, dice que Ballecoco ha cambiado sustancialmente sus ingresos y con una voz llena de seguridad afirma que es muy rentable a pesar de los altos precios que tienen los ingredientes para hacer repostería en el mercado. “Los ingresos han cambiado considerablemente, razón por la cual, nos mantenemos compitiendo en el mercado. Se puede decir que es rentable, a pesar de los altos precios de la materia del área de la repostería” sostiene

Yamil Núñez Moya exhorta a las personas que quieren tener un negocio que lanzarse sin miedo a la realización de sus proyectos.
La joven emprendedora les invita además a crear un plan con objetivos claros y definidos, los cuales asegura los llevaran al éxito acompañados de la pasión y la dedicación.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.