PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

En menos de dos meses, al menos tres hechos dan muestras de un cambio en la dinámica de relación que había caracterizado al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno que encabeza el presidente Luis Abinader.

El hecho que esos acontecimientos sean públicos y promovidos por ambos actores, da la impresión que también quieren que se sepa de que hay menos hostilidad entre ambos.

La pasada semana, el gobierno, a través del ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, organizó un evento titulado “Diálogo del desarrollo” con la finalidad de abordar los desafíos del futuro del país. Lo que sobresalió de la actividad fue que se trató de un encuentro solo entre dirigentes del PLD y funcionarios del gobierno, sin la participación de los demás partidos políticos y actores sociales.

Si se toma en cuenta que el gobierno a través del Consejo Económico y Social (CES) tiene en marcha el diálogo para las reformas en el que participan 12 partidos políticos y que existe la ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo que traza los objetivos nacionales hasta el 2030, parecería que el evento tenía una finalidad política, más que agenda de país.

La pasada semana, dos connotados dirigentes del PLD que habían estado en bajo perfil, José Ramón Peralta y Francisco Javier García, salieron a los medios de comunicación y ambos coincidieron en decir que al gobierno hay que dejarlo trabajar.

Esa actitud dista mucho del enfoque que había tenido ese partido hasta ahora. Por ejemplo, el presidente y líder de la organización, el expresidente Danilo Medina, aprovechó varios actos de juramentación para emitir fuertes críticas contra el gobierno de Abinader.

“Cuando los partidos llegan por primera vez al gobierno, hay que dejarlos que gobiernen. Los gobiernos se acreditan o se desacreditan por sus hechos…Yo soy de los que he dicho, que el mejor aliado, para la gobernabilidad que ha tenido este gobierno es el Partido de la Liberación Dominicana sobre la base que nosotros no somos un partido que juega a la destrucción sino al desarrollo”, declaró García en el programa Hoy Mismo.

Peralta habló en el programa radial Zol de la Mañana. “A los gobiernos hay que dejarlos trabajar, lo que más le conviene al país es que las cosas salgan bien, yo pienso que a los gobiernos hay que dejarlos que trabajen, y ya este gobierno le queda menos tiempo que el que ha gobernado, y cualquier declaración se puede mal interpretar, lo que conviene ahora es que el pueblo pueda evaluar”, comentó, durante la conversación.

Antes, el 20 de agosto de este año, el presidente Abinader y el expresidente Medina coincidieron en actos fúnebres de la madre de Temístocles Montás, en San Cristóbal. El hecho generó todo tipo de interpretaciones políticas.

En las redes sociales y las posturas partidarias se observa una actitud menos hostil del PLD hacia el gobierno. En una actitud distinta se colocan los aspirantes presidenciales, que son duros en sus críticas.

¿Y con la FP, cómo es la relación del gobierno?

Entre la Fuerza del Pueblo (FP) y su presidente, Leonel Fernández, ha habido un cambio de actitud del gobierno hacia esa organización y viceversa. Una muestra es el discurso del 16 de agosto en Santiago al cumplirse dos años de gobierno.

El presidente Abinader fue particularmente crítico con las gestiones de Fernández. El expresidente respondió esas críticas con dureza al día siguiente.

En las redes sociales, los activistas del gobierno se han concentrado en Fernández contra quien arremeten cada vez que pueden, actitud que no se observa hacia el PLD.

Posted in Panorama
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal