PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El diseño del Censo Nacional de Población y Vivienda que se realizará desde hoy se inició en 2016, un año en el que se realizó lo que se conoce como “prueba de cabalidad”.

Esa prueba tomó las dos últimas boletas censales (la que se usó en el censo de 2002 y la empleada en 2010) y las analizó. Significa que las dos últimas versiones del censo son una referencia para el programado para arrancar desde este jueves 10 hasta el 23 de noviembre.

El levantamiento concerniente al 2002 fue el VIII Censo Nacional de Población y Vivienda, que se efectuó los días 18, 19 y 20 de octubre de ese año, y el referente a 2010 se desarrolló durante siete días (del 1 al 7 de diciembre). Fue el noveno censo que tuvo República Dominicana.

El censo actual –que es el décimo de la historia- doblará al anterior en cuanto al período de duración, pues esta vez serán 14 días y no siete. Es el tiempo que la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) estima que alcanzará para dar cobertura total al país.

Esto así, porque si un empadronador o entrevistador va al hogar y no encuentra personas en él, tendrá tiempo para regresar en algún otro momento, incluso, posiblemente, para coordinar ese encuentro con el dueño de la casa y así llenar la encuesta.

El censo es la principal operación estadística

El censo de población y vivienda es la principal operación estadística que desarrolla un país, y se constituye en la fuente fundamental de información a nivel nacional y local. Los datos proporcionados por el censo se constituyen en un insumo importante para la orientación, la implementación y evaluación de las políticas públicas, así como para el desarrollo y evaluación de intervenciones en el ámbito civil.

A eso se suma la utilidad en la toma de decisiones en el campo del comercio y la industria, sin dejar de lado su importancia como fuente de conocimiento.

Los censos nacionales se hacen para medir el tamaño, composición y distribución espacial de la población, así como el tipo, las características y disponibilidad de las unidades de habitación.

Una característica del censo que empieza hoy es que se trata estrictamente de población y vivienda, y si bien podrá aportar al país –por los resultados que se presenten a posteriori- alguna idea general sobre otros temas, como el agropecuario, los detalles no serán tan profundos como para abarcar todo sobre X o Y sector muy alejado del objetivo central.

Puntualizaciones

Sobre la parte agropecuaria que tienen los hogares, en el cuestionario hay apenas algunas preguntas, que procuran ir determinando, en cierta forma, una muestra que luego podría permitir que se mejore la llegada a los productores, en un posterior censo agropecuario que se decida realizar.

Sobre este último aspecto, la explicación la ofreció a elCaribe y CDN la directora general de la ONE, Miosotis Rivas, en la Entrevista Especial.

Antes de hacer un censo, se realizan reuniones a nivel de los institutos nacionales de Estadísticas de todos los países de América Latina y se consulta sobre cuáles son los compromisos, en materia nacional e internacional que los Estados han suscrito en el marco del derecho internacional.

“¿Qué era importante para República Dominicana del año 2010 para acá en materia de desarrollo?… Nuestra Estrategia Nacional de Desarrollo. No podemos seguir con una estrategia al 2030, que no sepamos cómo hacerla; estamos obsoletos”, dijo la funcionaria.

Miosotis Rivas dijo que no es cierto que aquellas personas que carezcan de cédula estarán impedidas de ser censados. De otro lado aclaró que la ONE no ha contratado ninguna empresa para analizar los datos.

Proceso estaba previsto para realizarse en 2020

Sobre los rumores de que la Oficina Nacional de Estadísticas adjudicó el Contrato de Consultoría y Análisis del X Censo Nacional de Población y Vivienda del año 2022, de grado a grado, favoreciendo a una compañía en particular, la directora general de la institución dijo que eso es falso.

“Sí, hay una empresa que se llama No Brainer Data que está dando un apoyo estratégico a todo el proceso del Décimo Censo Nacional de Población y Vivienda. ¿Y qué quiere decir un proceso estratégico?
El éxito de los censos se define por tres cosas: la prontitud con la que se realizan los datos, la oportunidad con la que se realizan y la cobertura y todo eso requiere que haya un compromiso político al más alto nivel, no solo de respaldo, sino de recursos garantizados en el Presupuesto Nacional para ello”, expuso.

Aseguró que esos recursos se tienen y se han tenido desde el inicio de este gobierno. “El censo estaba planificado para hacerse en el año 2020, pero hubo una decisión de retrasarlo por el tema de la pandemia y ahí entonces nosotros lo retomamos”, apuntó.

Aseguró que en la ONE hay un equipo humano competente, “pero también es importante tener apoyo internacional, porque como país no estamos solos en el mundo”.

Posted in Almuerzo Semanal
agency orquidea

Más contenido por Martín Polanco