PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Sostuvo que la Carta Magna debe servir para unificar el país, no para dividirlo, pero que debe ser respetada

Al presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, se le nota la satisfacción cuando habla de diez años de logros del órgano de mayor autoridad en el organigrama del Estado, especialmente por sentencias que protegen al medioambiente, garantizan los derechos de la mujer, en defensa de la soberanía nacional, la nacionalidad y la protección a la libertad de expresión. Ray Guevara defiende con vehemencia la cantidad de nueve votos requerida para aprobar los expedientes.

“Ahora cuando la gente se siente maltratada, dice, nos vemos en el Constitucional, porque sabe que ahí no hay favores, no, no, no; ahí hay que buscar nueve votos, y eso es capital para mantener el blindaje del Tribunal Constitucional y hacerlo un agente efectivo en esta democracia; si esa mayoría la reducen para favorecer intereses diversos, no se está buscando el bienestar del ciudadano, porque los números no mienten; no se está buscando el fortalecimiento del Tribunal, lo que se estaría buscando es satisfacer intereses particulares que coliden con el bien común”, advirtió.

El presidente del Tribunal Constitucional fue el entrevistado en la entrevista especial de elCaribe y CDN. La conversación estuvo encabezada por el director de este diario, Nelson Rodríguez y la directora de CDN, Alba Nelly Familia, así como las comentaristas de Despierta con CDN, Julissa Céspedes y Katherine Hernández. Ray Guevara estuvo acompañado por Grace Ventura, secretaria del Tribunal Constitucional y Belén del Toro, directora de Planificación y Desarrollo.

Los números a los que se refiere Ray Guevara son los relativos a la aprobación de los expedientes. En poco más de diez años, han sido sometido 6 mil 977 casos y han fallado unos 6 mil, incluidos los que están pendientes de firmas.

“Ese es un rendimiento que va del 81 por ciento al 86 por ciento. Cuando uno se da cuenta de los resultados del Tribunal, a mí me parece que hay que tener cierta prudencia y cierto espíritu de tolerancia; en el Tribunal Constitucional no hay taponamiento, en el Tribunal Constitucional, no hay lentitud, en el Tribunal Constitucional, lo que se ha producido es una jurisprudencia que ha cambiado y va a seguir cambiando la vida de los ciudadanos”, subrayó el presidente del órgano. Ray Guevara sostuvo que no es ahora cuando se ha referido a las bondades que tiene esa mayoría de nueve para mantener la legitimidad de la corte que preside desde el 2011.

“Sobre el tema de la mayoría del Tribunal sí he hablado, pero no ahora, hablé en 2012, en el 2013, en el 2015 y en el 2017; ese es un tema que lo hemos desarrollado porque ha sido virtuoso para el Tribunal, y eso no fue al azar que se escogió, eso fue pensado, porque el modelo que necesitamos, es un modelo donde se respete la democracia interna, donde se fortalezca el consenso, donde se le dé una mayor legitimidad a las decisiones”, explicó Ray guevara.

Al ampliar su criterio de la necesidad de mantener la cantidad de nueve votos, explicó que muchos de los casos que llegan al Tribunal Constitucional ya han pasado por otras instancias que incluye los juzgados de paz, juez de primera instancia hasta la Suprema Corte de Justicia.

“Es decir, ha habido un tiempo, lo que quiero decir es que la justicia constitucional que el constituyente quiso instaurar, es una justicia de calidad no de cantidad, por la dimensión de la tarea que tiene el Tribunal”, sostuvo.

Insistió en atribuir a la votación requerida la legitimidad que goza el Tribunal Constitucional.

“Cuando uno ve el resultado de ese tribunal sobre la base de esa votación, que es la clave de la democracia interna, porque cinco jueces frente a un grupo de ocho, esos jueces pueden decir, no, nosotros queremos un debate más a fondo, más profundo, eso significa que nadie va apabullar a nadie, pero además cuando se logra nueve de trece, eso le da una legitimidad y un consenso extraordinario, evita, en gran medida la corruptela, evita los medios de presión, porque no es lo mismo que tres jueces decidan sobre un proceso de expropiación, tres de cinco, no es lo mismo que nueve de trece”, consideró Ray Guevara.

“El Constitucional es pacificador”

El presidente del Tribunal Constitucional sostuvo que la defensa de la Constitución es una responsabilidad de todos los ciudadanos, no solo de esa corte.

En ese sentido, argumentó que la Constitución es el marco de la convivencia social porque es un pacto en el que los ciudadanos se ponen de acuerdo para establecer normas de comportamiento porque no hay democracia sin justicia constitucional.

“Debemos tener a la vista que todos estamos obligados a respetar la Constitución, que el hecho de respetar la Constitución no es un mandato que reside únicamente y exclusivamente en el Tribunal Constitucional, porque todos los funcionarios públicos, del tren gubernamental de cierta relevancia, juran cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes; el respeto a la Constitución debe ser el norte de todo servidor público, desde el más elevado hasta el más humilde”, subrayó Ray Guevara.

El presidente del Constitucional reflexionó que el mundo vive tiempos convulsos y que esa situación debe llamar a la reflexión a todo el liderazgo para preservar la estabilidad que tiene el país.

“En estos momentos que vive el mundo, y especialmente la República Dominicana, el Tribunal Constitucional tiene un papel pacificador, el Tribunal Constitucional tiene que aplicar la Constitución como la biblia del país”, comentó.

Sostuvo que en momentos de dudas es necesario abrazar la Constitución. “Dentro de la Constitución, todo, fuera de la Constitución, nada”, proclamó.

Ray Guevara defendió la Constitución aprobada en el 2010. “Es el instrumento constitucional más completo y más garantista que ha tenido la República en toda su historia”, aseguró.

Explicó que a las 38 constituciones que había tenido el país hasta el 2010 le habían faltado las garantías y que ese fue uno de los grandes aportes de la Constitución del 2010. Otra de las virtudes de esa Constitución, según Ray Guevara, es que creó el poder jurisdiccional por primera vez en la historia del país.

Sentencias emblemáticas

El presidente del Tribunal Constitucional sostuvo que en más de diez años la corte ha aprobado más de 6 mil sentencias que garantizan derechos desde la defensa del medioambiente, los derechos de la mujer, defensa de la soberanía y el derecho a la educación. Milton Ray Guevara hace un énfasis especial cuando le toca hablar de los fallos que protegen la libertad de expresión.

“Hablo de las sentencias del Tribunal, las que me producen satisfacción; esas sentencias para garantizar la libertad de expresión y difusión, del ejercicio periodístico, para mí son fundamentales porque es que tú no puedes concebir la democracia si no tienes libertad de expresión, no hay libertad de expresión en las dictaduras”, expresó.

El magistrado Ray Guevara también hace una puntualización especial cuando se refiere a las sentencias sobre los derechos políticos y los artículos que ha sido necesario anular en la ley 33/18 sobre Partidos Políticos.

“Los partidos están llamados a jugar un papel de intermediación fundamental; y nosotros en la Ley de Partidos, en la llamada de Ley de Partidos, hemos tenido que hacer un trabajo importante y significativo para restablecer unos criterios que permitan una vida partidaria que respete el activismo de los ciudadanos, y que respete los valores de la sociedad”, explicó Ray Guevara.

“Somos una institución modelo”

Milton Ray Guevara recuerda que cuando fue nombrado presidente del Tribunal Constitucional, apenas contaba con la Constitución y la ley orgánica del órgano creado en el 2010. No tenían presupuesto, ni local y que por un buen tiempo los jueces tuvieron que convivir con el Inespre, una entidad que se ocupa de vender alimentos a bajo costo a la ciudadanía. El presidente de la corte ahora dice con satisfacción que el resultado del trabajo ha sido construir una institución modelo. “Estamos creando una institución modelo, la única que está certificada en el mundo como Tribunal Constitucional, eso no digo que sea motivo de orgullo, sino un compromiso para que el país vea que se pueden hacer las cosas bien, porque este no es un trabajo individual, es un trabajo colectivo”, expresó. Dijo que el objetivo es dejar un tribunal institucionalizado para evitar la personalización y que por eso se están certificando los procesos.

Historia
Cuando me dieron esta responsabilidad solo tenía la Constitución y la ley y le pedí a Dios sabiduría para poder llevar esta responsabilidad”

Posted in Almuerzo Semanal
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal