Gobierno pone el ojo en cinco pilares para robustecer las zonas francas

Daniel Liranzo es un conocedor del sector zonas francas de República Dominicana, en la institución que ahora dirige inició hace 28 años.
Trabaja más el tema de la educación, la promoción para atraer capitales y busca reducir al mínimo la burocracia

El director ejecutivo del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), Daniel Liranzo, dijo ayer que desde que asumió sus funciones ha estado trabajando conjuntamente con el ministro de Industria y Comercio, Víctor –Ito- Bisonó, quien preside el consejo directivo de la institución, básicamente en la conformación de una estrategia que tiene cinco pilares, cuyos componentes son promoción (atracción de inversiones), trámites más ágiles (con burocracia cero), educación, infraestructura y encadenamientos productivos.

“En estos cinco pilares hemos basado lo que es nuestro plan de trabajo para fortalecer la competitividad del sector zonas francas del país. De hecho, este ha sido el sector que pudiéramos decir ha experimentado el mayor nivel de recuperación de los efectos de la pandemia”, planteó el funcionario, en una entrevista especial para elCaribe.

“Si usted puede darse cuenta, hoy día la disminución del valor de las exportaciones ha sido menor de dos dígitos. Es de apenas un 2.87%, comparando enero-diciembre de 2019 con enero-diciembre 2020, de acuerdo con los últimos datos de la Dirección General de Aduanas”, indicó Liranzo en el diálogo.

Esas exportaciones a las que se refiere pasaron de US$6,020 millones a US$5,887 millones. Son cifras preliminares, tomando en cuenta que se trata de un corte numérico a diciembre de 2020.

Pero hay que considerar –también- que la DGA solamente tiene en su base de datos la exportación de bienes. Zonas francas tiene adicionalmente un componente de empresas de servicios, con valor significativo en sus exportaciones que no siempre se ven en la aritmética que se aplica y cuyos resultados se hacen públicos.
En términos de generación de empleos el sector ha recuperado el 98% de los que tenía al inicio de la pandemia. En febrero de 2020 las empresas de zonas francas tenían alrededor de 170,000 empleos directos y a final de noviembre cerraron con 166,000 en las fábricas. A eso hay que sumar la parte de los servicios, como es el caso de los call centers que laboran en la formalidad de teletrabajo. “Podemos decir entonces que el sector se ha recuperado en un 100%. Hay algunas actividades que han sido afectadas, como las de confección de textiles, cuyas exportaciones a Estados Unidos las vimos disminuir en un 40%. No obstante, hay que indicar que a nivel mundial las importaciones de Estados Unidos de confección de textiles (ropa) bajaron en un 22%. En exportaciones textiles -a nivel general- bajamos en un 24%”, calculó el director de CNZFE.

Y explicó que hay bajas que son previsibles en contextos como el actual de crisis sanitaria, en el que la demanda de determinados productos (como textil, joyería y calzado) se limita, porque se reducen los niveles de consumo y bajan los niveles de contratos de producción.

“Debemos decir que con el curso de la pandemia hay sectores que sí han compensado esa gran caída de aquellos que se han visto afectados. Entre esos que han logrado compensar figuran los de manufactura de dispositivos médicos, que se incrementaron tanto en el valor exportado como en el número de empleados, igual que la manufactura de tabaco y cigarros, que registró un incremento de alrededor de 5,000 empleos, en comparación con los que tenía en febrero de 2020”, dijo el director del CNZFE.

“Este es uno de los sectores que ha venido creciendo, al igual que el de manufactura de componentes eléctricos. Estos tres sectores han venido a compensar, en gran parte, las pérdidas que hemos tenido en textil, calzado y joyería”, agregó. Las zonas francas están presentes en 27 de las 32 provincias del país y en adición a la mano de obra que generan, alrededor de ellas hay una gran cadena que toca directamente -en términos de beneficios- a otras actividades económicas del país.

Los empleos en zonas francas, partiendo del tipo de administración de los parques donde operan las empresas, están distribuidos de la siguiente forma: el 55% se genera en empresas privadas, el 14% en zonas francas especiales, el 13% en empresas públicas y el 14% en empresas mixtas, según los informes del CNZFE.

Al finalizar 2019, la inversión acumulada de las empresas de zonas francas era de US$5,136.3 millones. El número actual es mucho mayor. El país con mayor inversión en zonas francas en suelo local fue para entonces Estados Unidos de América, con 34.5% (US$1,770.9 millones); le siguió República Dominicana con 21.2% (US$1,091.3 millones); Reino Unido con 7.8% (US$398.5 millones); Alemania con el 6.5% (US$333.7 millones) y Canadá con 4.2% (US$216.9 millones). El restante porcentaje, 25.8% (US$1,325.0 millones), se distribuye entre 41 países.

Todo proceso deja un aprendizaje, no importa si ese proceso es negativo, como es el caso de la actual pandemia por covid-19.
Daniel Liranzo resaltó ayer que en la actual coyuntura ha habido empresas (30 en total) que han aprovechado el tiempo para diversificar su producción, incluyendo algunas que fabrican mascarillas, y otras que optaron por producir gel antibacterial.
“Ahí están, no tuvieron que cerrar, y otras empresas tuvieron la oportunidad del teletrabajo, que les permite ampliar sus operaciones”, indicó.

En el tiempo que lleva la pandemia hubo momentos en que el teletrabajo era prácticamente un 80% en determinadas actividades del sector zonas francas, pero la producción nunca se detuvo, según las estadísticas del CNZFE.

“El de call center, que no se limita simplemente al área de llamadas, fue uno de los que se pudo mantener porque llegó un momento en que las industrias prácticamente cerraron”, aseguró Liranzo.

Cuando elCaribe le preguntó al funcionario si la llegada y curso del coronavirus hizo que se detuvieran inversiones que estaban previstas para colocarse en República Dominicana, su respuesta fue no. “Te puedo decir que no se ha afectado a esos flujos de inversiones que estaban previstos para entrar al país. “De hecho, hemos recibido empresas totalmente nuevas, como una que se dedicará a la manufactura de muebles (de piel-madera), y eso contribuye a que las empresas que se dedican a vender pieles en zonas francas, les puedan vender a esta empresa de muebles, dándose ahí un encadenamiento productivo natural”, sostuvo.

Algunas empresas que trabajan con dispositivos médicos también han anunciado varias expansiones en plena pandemia, según informó Silvia Cochón, encargada de Promoción del CNZFE, que acompañó a Daniel Liranzo en la entrevista.

Por elCaribe estuvieron Osvaldo Santana, director; Héctor Linares, subdirector, y Héctor Marte Pérez, jefe de Redacción de Apertura.

El director del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación citó una remodelación que hará una empresa de zona franca de La Romana, que se unirá a una empresa de tabaco -que es la más grande del mundo- y está en República Dominicana en la producción de tabaco, cuya inversión, solo para remodelar las naves, es de RD$560 millones.

Héctor Marte Pérez, Héctor Linares, Osvaldo Santana, director del diario elCaribe, Daniel Liranzo, director del CNZFE, y Silvia Cochón.

Lo necesario para que no se detengan los procesos

Actualmente, están en estudio para otorgamiento de permisos cuatro empresas, que vieron el país como idóneo para colocarse y traer sus capitales. La reunión más reciente del Consejo se realizó el 22 de diciembre pasado; se aprobaron varias empresas nuevas.
Ahora hay solicitudes para la extensión de un parque de zonas francas y posiblemente para la construcción de uno nuevo en San Pedro de Macorís, por el sector privado. Como parte del eje “burocracia cero” lo primero que ha hecho el CNZFE es reducir los trámites internos, delegando trabajos muy específicos a las áreas a las que corresponden procesos equis. Eso evita que determinados trabajos o procesos se vean retenidos porque el director está de viaje a alguna provincia o en reunión.

Reactivación
En Salcedo se instalará una empresa para la manufactura de cigarros y se está trajando con la zona franca de Cotuí, que no tiene empresas”

Lo que hay
El país tiene 75 parques de zonas francas; de ellos 14 pertenecen a Proindustria y dos a Inmobiliaria Banreservas; otros son mixtos y privados”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.