El CEA le quitó 100 mil tareas a particulares que las tenían sin ser dueños

El también director de Bienes Nacionales dice hay 62,000 expedientes de ventas de terrenos.
Incumbente del organismo advierte evitará que los terrenos del Estado continúen repartiéndose por pedazos

En la gestión de César Cedeño -de un año y dos meses-, como director general de Bienes Nacionales (BN) y director interino del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) se han recuperado 100,000 tareas de terrenos que tenían particulares, sin cumplir con los requisitos de ley. Predios cuyo único dueño es el Estado dominicano.

Cedeño calculó que hay unos 62,000 expedientes en el CEA, de ventas de terrenos, y dijo que son cuantiosos los recursos que genera el organismo por ese concepto. Recordó que al asumir las funciones que ostenta encontró una serie de bienes y un conjunto de problemas –en el caso del CEA- que condujeron, incluso, a que se produjeran muertes, por conflictos vinculados precisamente a tierras.

En la Entrevista Especial de elCaribe y CDN, correspondiente al Almuerzo Semanal, el funcionario lamentó que el Consejo Estatal del Azúcar, que llegó a regentear un sector que fue puntero, espina dorsal o pilar de la economía nacional, como es el caso del azúcar, pasara luego a convertirse en todo aquello que ha sido en los últimos años: apenas un pequeño productor de caña.

“Ustedes saben que el CEA, en los mejores años de la industria azucarera, cuando el Estado tuvo 12 ingenios, no era una inmobiliaria, pero luego se convirtió en eso y ahí comenzaron a venderse los terrenos y comenzaron a producirse los problemas, con tierras vendidas a más de una persona. Pero los problemas encontrados se están corrigiendo. Estamos saneando el CEA”, aseguró.

Rememoró que la institución apenas se quedó con el Ingenio Porvenir... el Ingenio Barahona está arrendado a una compañía guatemalteca y ahora, en la gestión que presidió Danilo Medina, se inició un ingenio nuevo, que se llama Esmeralda, en Monte Plata, y que era para panela. “Para ese proyecto de la panela no se hizo un estudio de factibilidad; eso no se estudió con profundidad. Y realmente para lo que eso da es para alcohol, no para panela, y estamos trabajando en eso”, explicó. A esa iniciativa del ingenio para panela –según dijo César Cedeño- la pasada administración del CEA le había invertido nueve millones de dólares y hay que invertir otros cinco millones para poner el ingenio en condición de producir (alcohol).

Nelson Rodríguez, Katherine Hernández, Alba Nely Familia, Manuel Estrella, César Cedeño, Félix M. García C., David Brito, Yanessi Espinal y Héctor Ricart participaron en un encuentro que alcanzó para revisar con detalles la amplia agenda de temas que se tenía.

Explicó que la visión del presidente de la República es evitar que los terrenos del Estado sigan repartiéndose por pedazos. “Lo que se busca es que sean un elemento de desarrollo del país y eso es lo que va a pasar. Estamos fortaleciendo a Bienes Nacionales, primero para transparentar sus operaciones, así como las del CEA. El legado que quiere dejar el presidente Abinader al país es que a través de un botón de un computador cualquier inversionista, extranjero o criollo, pueda establecer dónde están los terrenos que sirven para turismo, para viviendas o para agropecuaria”, indicó.

Cedeño calcula que con la fusión del CEA-BN quedarán entre 2,000 y 2,300 empleados.

“El CEA ni está liquidado, ni se va a liquidar, sino que viene a fortalecer a la Dirección General de Bienes Nacionales, que es una institución con la obligación de preservar los bienes del Estado”, dijo Cedeño. Lo hizo en respuesta a preguntas formuladas por Nelson Rodríguez, director de elCaribe, Alba Nely Familia, directora de CDN, canal 37, así como por Katherine Hernández y Julissa Céspedes, de la misma planta televisora, y Yanessi Espinal, por parte del diario

César Cedeño, que acudió al encuentro junto a Héctor Ricart, director administrativo del CEA, y a David Brito, director administrativo y financiero de Bienes Nacionales, aseguró que el presidente Luis Abinader está organizando el país y para los temas de esas instituciones, que más o menos manejan la misma situación, se creó una comisión con el mandato de trabajar en la línea en que se ha venido accionando. “Esa comisión está trabajando callada, pero con mucho ahínco en esa fusión”, apuntó.

El primero de octubre de este año 2021, el Poder Ejecutivo remitió al Congreso Nacional el proyecto de ley que dispone la supresión definitiva del CEA.

La propuesta legislativa busca derogar la ley número 7, del 19 de agosto de 1966, que dispuso la creación del citado organismo del Estado. “Hay que eliminar la ley 7 y entonces crear la ley que permita pasar a Bienes Nacionales lo del CEA”, expuso Cedeño.

El proyecto de ley impulsado por el mandatario es parte de los trabajos de la Comisión Liquidadora de Órganos del Estado, que opera en el interés del Gobierno de disolver los entes y órganos públicos que resulten ineficientes y que no cumplan con los principios constitucionales de la Administración pública.

“Se va a eliminar el nombre del CEA, pero esos bienes pasarán a Bienes Nacionales y también pasará la Corporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde), que fue una gran institución en el pasado y que conserva, por ejemplo, la mina de sal y yeso. Es decir, que Bienes Nacionales se va a convertir en una institución extremadamente importante para el desarrollo”, agregó.

Esa iniciativa, a la que se refiere César Cedeño, fue prometida por Luis Abinader en la presentación de su programa de gobierno, y es un paso más de su gestión para la buena administración del patrimonio público. La misma establece que el ente que tendrá a su cargo la continuación y culminación del proceso de liquidación y disolución definitiva del CEA será el Ministerio de Hacienda.

La propuesta de ley procura que los empleados que laboren para los ingenios azucareros propiedad de este, o que sean propiedad del Estado, se reubiquen en otras dependencias del Estado, según aplique y en los casos que proceda.

Se establece que las propiedades inmobiliarias, terrenos o porciones de terrenos, propiedad del Consejo Estatal del Azúcar y sus ingenios azucareros, sean transferidos a favor del Estado dominicano,
ejecutando los procesos de titulación y saneamiento correspondientes.
El Estado, vía Hacienda, será el continuador jurídico, con las garantías de ley que correspondan, de los compromisos y obligaciones contractuales o de otra naturaleza asumidas por el CEA en el ámbito nacional o internacional.

César Cedeño dejó claro que si una persona, sea física o jurídica, compró al CEA y lo hizo como dice la ley, no hay ningún tipo de problema. “Ahora, el que tenga terreno del Estado que no esté legalmente, le pido que por favor se acerque al CEA o a Bienes Nacionales para regularizar eso y así se evitan situaciones. Lo más desagradable es el asunto de los desalojos. Pero es que no se puede permitir que se metan personas a coger las tierras del Estado. Y eso atenta, incluso, contra el estado de derecho, porque va a llegar un momento en que cualquiera se va a meter a un terreno, sin importar del ciudadano que sea”, advirtió.

En Bienes Nacionales había 38 subdirectores; el actual director dijo que ahora hay seis.
Quiere una “guardia especializada”

El director de BN planteó la importancia de tener una “guardia especializada” para esa institución, así como el Ministerio de Medio Ambiente tiene el Servicio de Protección Ambiental (SENPA), para que se le dé custodia a los bienes estatales, entre ellos, las tierras.
“Necesitamos que si entró aquí una persona, un invasor, usted lo saque, pero que se le dé seguimiento para que no regrese, porque lo que suele pasar es que a los cinco días vuelven a meterse”.

El director del CEA favorece, además, la creación de una procuraduría especializada, adscrita a BN, para los temas en cuestión, así como existe una procuraduría para temas eléctricos.

Con César Cedeño la conversación sostenida ayer fue amplia; se abordaron aspectos diversos y se pasó revista a las realizaciones alcanzadas, desde que Luis Abinader lo designó con el decreto 345-20, el 16 de agosto de 2020. Se habló de la nómina, de subastas e incluso, de aquellos “compañeros del partido” –del Revolucionario Moderno- que, en sentido general en el país, esperan se les coloque en algún puesto público.

Aseguró por un lado que las aguas se han ido calmando, que poco a poco se está dando una mayor respuesta y que, en la medida que hay condiciones propicias en el país para las inversiones y para el desarrollo, en esa misma medida las personas -en general- también se benefician.

Finalizada la entrevista, los invitados pasaron a una parte más informal y al almuerzo.
Logró reducirle 22 millones a la nómina

Una vez se agote el proceso de traspaso a BN, de todo lo que es aún propiedad del CEA, la sede de BN será definitivamente donde opera el CEA, en la calle Fray Cipriano de Utrera # 1, Centro de los Héroes, La Feria.

En otra parte del diálogo Cedeño informó que en el CEA se pagó la regalía el día 3 de este mes, cuando en gestiones pasadas se pagaba los días 28 y 30 de diciembre. “Pudo hacerse por la eficiente administración que se realiza, de corregir todas las distorsiones encontradas”, aseguró. Sobre la nómima, dijo que la redujo de RD$67 millones a RD$45 millones. Informó que a los desvinculados se les ha entregado sus prestaciones. El CEA hay 1,500 empleados y en Bienes Nacionales hay 800.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.