¡Precio pesado!

Compartir

El precio de la trayectoria de un hombre no se mide con valoraciones humanas, ni su estatura por las dimensiones de sus obras, sino por la trascendencia de su carácter. Hoy día solo almas fuera de lo común construyen legados dignos; mientras cada vez son menos quienes ven grandeza en el superpoder de una vida sencilla pero intencional. Levantar una familia dignamente, hacer de tus hijos un recurso moral, modelar disciplina, solidaridad, cumplir tus compromisos, sembrar valores, eso transforma un país sencillo en superpotencia. Sin embargo ciertos personajes son semejantes a las patronales, al inicio derrochan glamour pero al siguiente día, solo dejan basura por recoger; Jesús dijo: quien no recoge conmigo, desparrama; de modo que status, popularidad o fama que no ponen ladrillos ni aprietan tornillos, solo agrandan bolsillos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir