Los principios se quedan

Jesús en Mateo 9:16-17 dice: “Nadie pone un remiendo de tela nueva en un vestido viejo; porque el remiendo al encogerse tira del vestido y se produce una rotura peor. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque entonces los odres se revientan, el vino se derrama y los odres se pierden; sino que se echa vino nuevo en odres nuevos, y ambos se conservan”. Actualmente aplican este texto para corromper mentes obedientes torciendo principios probados. Por ejemplo, destituyen empleados experimentados por jóvenes sagaces o sustituyen leyes para beneficiar ciertas elites. Entiende esto: Para ganar no hay que echar a perder, si lo nuevo revienta lo que ganaste, es una pérdida. No cambies un principio por un principiante ni verdades x pretextos, respeta el contexto.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.