Empatía divina

Alguien dijo que la empatía consiste en entender lo que siente el otro, en comprender su pensamiento diferente sin necesidad de aceptarlo y lo cierto es que es aparentemente sencillo pero muy complejo y escaso en verdad. Esto me hace pensar en la paciencia de los padres con los hijos, de la esposa que ora, del compañero que espera, del socio que sigue luchando, todos trabajando por el cambio que sueñan ver en otros, esperando desarrollo, madurez, transformación, a veces esperanza contra esperanza. Y ciertamente empatía no necesariamente es acuerdo, y esta puede seguir aunque no veamos el cambio. Pero la esperanza cree sin entender y hace empatía con un poder superior, el corazón de Dios, quien ama sin rechazar, perdona sin juzgar, bendice sin pedir y transforma sin maltratar.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.