Reunión anual de las Naciones Unidas

La reunión diplomática más grande del mundo se celebra a finales de septiembre y los temas que se trataron en esta semana que finaliza, han sido cruciales como el cambio climático y la pandemia entre otros.
Pues cada año la Organización de las Naciones Unidas convoca a los líderes mundiales para que pronuncien sus discursos pues no hay mejor temperatura para medir la política internacional que a través de sus intervenciones. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, calificó de una lucha existencial el cambio climático con nuevas pruebas científicas que muestran una batalla perdida.

A diferencia del 2020, cuando la sesión se realizó casi en su totalidad de manera virtual debido a la pandemia, en esta semana más de cien líderes y otros representantes de alto nivel pronunciaron sus discursos en persona. En el contexto del calentamiento al parecer irreversible, las relaciones polarizadas entre las superpotencias y una pandemia persistente que ha agravado la brecha global entre ricos y pobres.

El tema que se debatió en ese encuentro mundial fue “crear resiliencia a través de la esperanza: para recuperarse de la COVID-19, reconstruir la sostenibilidad, responder a las necesidades del planeta, respetar los derechos de las personas y revitalizar las Naciones Unidas”.

Se propuso la declaración de visión de seguir dando repuesta sanitaria coordinada para controlar la transmisión y poner fin a la pandemia, especialmente tras la aparición de nuevas cepas, que el mundo posterior a la pandemia fuera más sostenible y se adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible como marco de referencia, e impulsar los esfuerzos hacia una mayor acción climática, y la violencia contra las mujeres y niñas, desigualdad persistente y por último los esfuerzos para que la Organización de las Naciones Unidas sea más eficiente y responsables deben continuar, junto con las determinaciones para reformar el consejo de seguridad, revitalizar la Asamblea General y fortalecer el Consejo Económico y Social.

Y en ese escenario de diplomacia mundial nuestro presidente Luis Abinader en su intervención ante los líderes mundiales después de varias reuniones bilaterales y dominicanos en el exterior, pronunció su discurso, en el 76 periodo de Sesiones de la Asamblea General donde presentó la posición de República Dominicana con respecto a los problemas mundiales.

Planteó tres acciones en materia de cambio climático, facilidad crediticia y la crisis de Haití. Fijó posición en materia de lineamientos de política exterior con el vecino país, y dijo, cito:.
“Que la República Dominicana ha mostrado y seguirá mostrando la solidaridad y la colaboración debidas con el pueblo haitiano, pero también reiteró que “no hay ni habrá jamás una solución dominicana a la crisis de Haití”. Y de manera firme y tajante expresó que la comunidad internacional “no debe ni puede abandonar al pueblo haitiano”.

Para terminar, los temas tratados en la reciente Asamblea General de la ONU ayudarán al espectador a construirse una idea de lo que es y será el mundo en los próximos meses.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.