PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Nunca he entendido por qué algunos profesionales y personas bien formadas cometen el error de ir contra las normas gramaticales sin medir cómo esto afecta su prestigio ante quienes le siguen, en especial en las redes sociales.

Recuerdo que una vez le dije a un sobrino que tratara siempre de escribir correctamente sin importar el espacio: en un chat con amistades, familiares, compañeros de estudios, etcétera… porque, definitivamente, todo lo que haces es una viva imagen de ti.

Sí, así como lo estás leyendo justo en este preciso momento: eres el reflejo de lo que dices y mucho más de lo que escribes, y esto suelo decirlo siempre al invitar a tener cuidado con lo que redactas, en especial en las redes sociales, pero también en la manera con la que dices las cosas.

No está de más recordar a los lectores que soy una apasionada de la buena ortografía, no una experta. Estudié periodismo con maestría en dicha área y, ciertamente, para ser un corrector profesional se requiere una especialidad en ella. Recuerdo que escribí en este espacio sobre lo que se necesita para quien desee incursionar en este apasionante universo de la gramática, puedes ubicarlo si te interesa.

Ahora bien, volvamos al tema. No hay necesidad de cortar o mutilar palabras porque consideras que falta espacio para escribir un texto, por ejemplo, en Twitter, que nos ofrece un espacio limitado para hacernos entender que menos es más. Si usted quiere abundar sobre algún tema en esta plataforma, pues haga un hilo y embellezca su TL (muro) con una redacción limpia y un mensaje claro.

Un ejemplo de lo anterior es cuando vemos que escriben una sola “q”, sustituyéndola por la conjunción “que”, que aunque se entiende, no deja de verse horroroso.

Otros aspectos que podría señalar, por ejemplo: es el hecho de escribir solo con el signo de cierre y no colocar el de apertura; sustituir símbolos por letras, no colocar las tildes donde van, cometer errores ortográficos básicos sin reparar en ello, entre otros aspectos que nos dejan ver muy mal parados ante nuestros seguidores.

Recuerda que estoy hablando de profesionales y personas que tienen alguna formación, para que no me aniquiles y creas que estoy exigiendo a quienes no han tenido altos estudios: no, para nada.

Las redes sociales son una herramienta maravillosa cuando aplicamos el buen uso de ellas. No permitas que la comodidad ni la ola del momento arruine el buen escribir y el cómo decir las cosas, porque allí imprimimos lo que somos.
¡Gracias por leerme!

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Adelaida Martínez