Protesta justiciera

Estuve en la Plaza Anacaona (como debería llamarse el famoso Parque Colón) este “Día de la Raza”. Sí, de esa raza de animales feroces que llegaron a “descubrir” lo que había sido descubierto miles de años antes; a “conquistar” aquello de lo que simplemente se apropiaron por la fuerza; a “civilizar” a cientos de millones de seres que vivían bajo sus propias normas de convivencia y a imponer un dogma religioso a sangre y fuego, con lo que el mismo Cristo no estuvo de acuerdo, porque fue el día en que se inició el genocidio más grande de la historia humana… (Por eso sumé mi grito a la protesta por el asesinato de Anacaona y su pueblo).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.