Cualquiera se va…

Al ver que el Gobierno se propone integrar una inútil alta Comisión para investigar y dizque ver si sanciona a los criminales que han asesinado a centenares de infelices con bebidas adulteradas (entre las que no figuran ni podrían figurar tutumpotes ni políticos farsantes), en vez de aplicar drásticamente las leyes existentes; ante la plena ausencia de autoridad que se evidencia ante esta y otras ocurrencias trágicas, no puedo refrenar la compulsión de irme a vivir a Tonga, Burkina Faso o Seychelles (que conmigo serían siete), pues, aunque ni sé dónde quedan, deben ser países con verdaderos estados responsables.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.