Ambiente sostenible

    Obtener un resultado buscado, alcanzar una meta programada o ganar una posición anhelada son parte del paquete importante en la programación de una persona o entidad, pero no suficientes. Lo fundamental, lo esencial es preservar, mantener lo que ha sido obtenido. La sostenibilidad debe ser la esencia de toda iniciativa. Si no se mantiene en el tiempo, el éxito pasa a ser efímero, fugaz. Hacer que las conquistas, de cualquier género, sean sostenibles, es un deber, una obligación del propulsor de la iniciativa.

    El Banco Popular Dominicano (BPD) ha estado exponiendo su visión ambiental, una iniciativa adoptada por la institución financiera bajo el criterio de que para hacer negocios se necesita un país con un medioambiente sostenible. Bajo esa premisa y su estrategia de responsabilidad social corporativa a la vista, el BPD despliega esfuerzos, de financiamiento y de educación financiera, dirigidos a lograr en el país una economía baja en carbono. En busca de esa transformación, la entidad proyecta educar financieramente a 150 mil dominicanos, a través de diversas iniciativas, con la meta de ir logrando una ciudadanía consciente e informada en el manejo de sus finanzas.

    Esta semana, en una intervención ante empresarios de la ciudad de Santiago de los Caballeros, el vicepresidente ejecutivo de Relaciones Públicas y Comunicaciones del Grupo Popular, José Mármol, explicó los lineamientos de la visión ambiental sostenible del Banco, de su compromiso con realizar inversiones social y ambientalmente responsables, que amplíen la base de prosperidad y de inclusión financiera en el país, que creen oportunidades de educación, de equidad social y de género, de emprendimiento y de fortalecimiento, donde la protección del medioambiente sea un eje vertebrador.

    El ejecutivo no se limitó a recordar que a lo largo de más de 55 años, el Popular ha mantenido un rol como agente catalizador del crecimiento económico, la innovación y la inclusión financiera, a la par que ha sido un agente de impacto social y ambiental, ayudando y promoviendo un país más sostenible. Dijo que el reto del BPD ahora es profundizar este modelo de Banca responsable, aportando vías para el desarrollo económico y el bienestar social en un entorno sostenible.

    Como bien reconoce el ejecutivo bancario, “una empresa sola nada puede hacer contra las amenazas del calentamiento global”.
    Más iniciativas similares se necesitan. Imitar no daña. El medioambiente espera por más.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.