PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Muchas veces no vemos a esos líderes en su justa dimensión. Aun guardándoles respeto los situamos en un plano histórico ajenos a nuestro quehacer. Los admiramos, pero creemos que por ser famosas sus vidas fueron y son glamurosas.

Sin embargo, tres de ellos fueron presos políticos, y Leonel ante amenazas y hacer presos a partidarios se presentó ante la Justicia para constituirse en prisión; no lo retuvieron porque no había razones legales ni morales. Duarte estuvo preso antes de proclamarse la Independencia Nacional en “La Fuerza” (Fortaleza Ozama), donde cerca de cien años después estuvo preso Bosch por su oposición a Trujillo; fue cuando compuso “La Gaviota”, música de Julio Gautreaux. De su parte, Lula salió de la cárcel en noviembre del 2019, después de pasar 19 meses en prisión.

En “Homenaje a Duarte, su Constitución y la del 2010” se celebrará un panel en Santiago, el viernes 27 próximo a las 6 pm en la “Sociedad Cultural Alianza Cibaeña”, calle Beller #27. Los panelistas serán el lic. Edwin Espinal, miembro de la Academia de Historia; dr. Jottin Cury, ex-juez Tribunal Constitucional; dr. Raúl Martínez, secretario de Asuntos Jurídicos FP; tendrán de moderador el lic. Luis Córdova, historiador: Aída Diloné será maestra de ceremonia.

Al día siguiente sábado 28, en el Distrito Nacional, Auditórium Mauricio Báez, calle Francisco Villaespesa Esq. Virgilio Díaz, se organiza el Panel “Lula y la Democracia de América”, con las intervenciones del dr. Onofre Rojas, de la Dirección Política y secretario de Implementación de Políticas Sociales; licenciado Rodolfo Coiscou, de la Dirección Política y vicesecretario FP; dr. Manolo Pichardo, de la Dirección Política y Secretario Internacional; Osvaldo Tatis, moderador; maestra de Cceremonia Vicky Bonilla.

Duarte, Bosch, Leonel y Lula son personajes de cuyas vidas recibimos lecciones. Duarte supo organizar y definir estrategias para fundar la República; Bosch condujo el proceso para pasar de la dictadura a una verdadera democracia, y cuando el Pentágono presionó para que persiguiera a jóvenes revolucionarios respondió: “Mientras gobierne no perecerá la libertad”; además, le dio al país la Constitución del 1963, la más progresista de su época por la que peleó, fusil en mano, el pueblo dominicano. Unas décadas después Leonel asumió el país para llevarlo del “Despotismo Ilustrado” a una democracia basada en la progresista Constitución vigente.

Lula inició ahora un nuevo período de gobierno, después de derrotar al presidente Bolsonaro repostulado para la reelección. Fue un proceso con resultados estrechos, el perdedor invocó fraude y los tribunales electorales rechazaron su petición. Lula se veía preparado a gobernar con más prudencia de lo necesario, hasta que Bolsonaro quiso repetir en Brasil lo que hizo Trump en EU, propiciar un desorden apuntando a un golpe de Estado.

Lula aprovechó la crisis para profundizar el proceso en pocos días de asumir el poder, aplica aquél criterio de que las crisis son oportunidades y la prensa informa que esta semana pasada. “Lula destituye a más de 80 militares del círculo presidencial tras el asalto a los poderes en Brasilia” y otras medidas para procesar los responsables. Todo sin descuidar la economía y se anuncia: “Lula calma a los mercados mientras diseña una nueva regla fiscal para contener el déficit”.

De estos líderes históricos debemos aprender para que funcione la democracia y los pueblos disfruten de progreso y bienestar.

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Franklin Almeyda Rancier