Diseñando el futuro digital de la República Dominicana

Compartir

En el contexto del Año Nacional de la Innovación y la Competitividad, el sector privado y académico, elabora una estrategia Nacional de Innovación, que incluirá los componentes innovación científica y de los procesos de mejora de productividad empresarial y de fomento de las invenciones, así como el apoyo a emprendimientos vinculados a la innovación y a las exportaciones.

Dicha estrategia multidimensional y multisectorial de promoción de la innovación será completada en unos 45 días, un tiempo muy corto para establecer un plan de alto impacto. Por esta razón y para facilitar el trabajo a las autoridades del Ministerio de la Presidencia, programa República Digital, Ministerio de Educación Ciencia y Tecnología, Ministerio de Educación, Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes, Onapi, OPTIC, ITLA y el Consejo Nacional de Competitividad, comparto mis recomendaciones para dicha estrategia. Para establecer una estrategia coherente con el panorama competitivo global, utilizaremos el marco de la estrategia país “Made in China 2015”, diseñada por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información —creado en el año 2014, quien ha establecido “cinco principios, cinco tareas principales”, centrándose en mejorar 10 sectores manufactureros clave de dicha nación.

5 principios
• Calidad primero.
• Impulsado por la innovación.
• Amigable con el medio ambiente.
• Optimización de la estructura existente.
• Desarrollo de talento humano.
5 tareas
• Establecer un Centro Nacional de Innovación.
• Mejorar la fabricación inteligente.
• Fortalecer la base industrial.
• Promover la fabricación verde.
• Aplicar alta tecnología.

¿Cuáles Indicadores deben medirse?

1. Innovación Gastos de investigación y desarrollo (I + D). Generar incentivos por el porcentaje de ventas asignado al gasto en I + D.

2. Calidad del producto Tasa de crecimiento de calidad mejorada. Incentivar las tasas de crecimiento proyectadas de nuestros productos nacionales debido a una mejor calidad de fabricación y exportación.

3. Digitalización Continuar con el incremento en la penetración de internet de banda ancha. Superar las tasas de penetración proyectadas del 70% para 2019, así lograr que más de 5 millones de hogares tengan acceso a internet de banda ancha.

Digitalizar los datos de las personas físicas para que sean funcionales con las características de la nueva economía digital, luego continuar con la digitalización de las personas jurídicas. Eliminar el papel en el Estado para 2025.

1. Producción verde Disminución de la emisión de CO2. Incentivar la reducción de la emisión de dióxido de carbono en la industria nacional en un 20% para 2021.
Nuestro reto como país
Estos nos expone una realidad que debemos afrontar como país, ¿cuáles tecnologías vamos asumir como propias en el futuro?
¿Continuaremos siendo consumidores o generaremos un concurso de fuerzas internas para diseñar modelos de innovación que nos ayuden a competir en la nueva economía digital global?

Para esto todo el sector académico del país debería estar en sesión permanente, las cámaras de comercio a nivel nacional también, la innovación no puede tomarse como tarea de un día o tres meses; debemos iniciar un proceso sistémico de actualización progresiva donde la clase política se comprometa también a asumir el cambio generacional.

En el año de la Innovación y la Competitividad, debemos iniciar un recorrido para crear la zapata del futuro digital de la nación, deben involucrarse a los jóvenes, la cúpula que dirige los rumbos de la nación ha esperado mucho tiempo para digitaliza al país. Ahora hay que atacar los puntos débiles dentro de la cadena de valor de nuestra economía, para así iniciar de una vez por todas, la construcción de nuestro propio desarrollo digital.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir