“Debate Bosch-Isa Conde: El problema de las alianzas”

Compartir

(2)
A la “Declaración conjunta Bosch-Balaguer”, firmada el día 5 de mayo de 1983, le responde al día siguiente, 6 de mayo, el Secretario General del Partido Comunista Dominicano, Narciso Isa Conde, con un artículo titulado: “Carta Abierta a Juan Bosch y Joaquín Balaguer. Desde otro ángulo opositor”.

Inicia Isa Conde distanciándose cualitativamente del tipo de oposición que hacen estos dos partidos “del sistema”, de las que realiza un partido de izquierda, como el PCD. Dice que el PLD se acerca demasiado a la “derecha política” y a las posturas del Partido Reformista, y que ambos partidos “se esfuerzan por salvar del deterioro la economía capitalista dominicana y por reducir las tensiones sociales dentro del sistema...”, mientras la fuerza política que él representa lucha “por abolir este sistema, por promover la acción de los trabajadores y de las masas pobres contra las causas y los efectos de la crisis coyuntural y estructural del capitalismo vigente en nuestro país, por reemplazarlo por un nuevo sistema económico-social”.

Para el Secretario General del PCD la interpretación de la crisis que hacen en su comunicación conjunta “encubre las raíces estructurales de la crisis (…) exculpa al régimen de Balaguer de sus responsabilidades (…) y evade el enjuiciamiento de la participación de los políticos, tecnócratas y empresarios que sí han querido y sabido trazar planes, para favorecer determinados intereses que han devenido en hegemónicos dentro de la economía dominicana”.

Luego habla de crisis estructural vinculada al capitalismo internacional, y que “la acumulación en América Latina y el Caribe descansa en una despiadada explotación de la clase trabajadora...” y que “el capital extranjero ejerce verdaderas funciones de dominación sobre las exportaciones y sobre todo el proceso económico, siendo de los principales expropiadores de beneficios en el interior de nuestros países”.

En la “Carta abierta” procede entonces a dar cifras sobre el “índice de inflación” (8.5 por ciento en 1972), el desempleo, el aumento de la deuda externa (que aumentó en 628 millones de dólares desde 1966 al 1975). El déficit en “cuenta corriente de la balanza de pagos”, con un “balance negativo en el período 1966-74 (que) ascendió a los 935 millones de dólares”. Todo esto dentro del período de los doce años del doctor Joaquín Balaguer (1966-1978), por lo que consideraba que solo “manejo del lenguaje y de la política con una alta dosis de cinismo permite hoy hablar de la crisis sin reconocerlo”.

Sin dudas una gran comunicación escrita por Isa Conde. Por un lado, dice hacer oposición real y distanciarse cualitativamente de los partidos encabezados por Balaguer y Bosch, advirtiendo, según sus argumentos, una complicidad entre estos y el partido gobernante. Por otro lado, estima que Bosch se ha dejado arrastrar a posiciones conservadoras propias del Partido Reformista y, que la crisis económica inicia y se expande en los doce años de gobierno del doctor Balaguer. Finalmente, dentro de su lógica ideológica, afirma que la crisis es sistémica, de un modelo agotado y que se debe superar.

Bosch le responde más tarde, bajo el título: “La retranca de las izquierdas”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir