Postración

Tras morir la joven Yanelis Arias como consecuencia de ataque con el llamado ácido del diablo, crimen que consternó el país, las autoridades decidieron que había que hacer algo drástico al respecto y anunciaron que actuarán contra comercios que vendan los productos utilizados para fabricación de esa cáustica sustancia. Es buena intención del presidente Luis Abinader desterrarla y que no haya más agresiones contra mujeres con esa sustancia; pero el problema no es el ácido del diablo en sí, sino la cultura machista, que da pie a hechos tan aberrantes como ese. ¿Quién dice que varones despechados, en caso de no poder conseguir ácido del diablo, no recurrirán a otros medios para atacar exparejas? Atacamos manifestación, no el fenómeno.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.