“Barriguita”

Con alguna grasa corporal acumulada, que no significa mucha gordura, la pregunta es qué tanto preocuparnos en cuanto a riesgo de enfermedad del corazón, diabetes u otros de los conocidos daños del sobrepeso o la obesidad. La cuestión es la distribución de la grasa: central o periférica. Grasa central o abdominal (más frecuente en hombres; pero tras la menopausia las mujeres se vuelven más susceptibles a ella), es la más asociada a las complicaciones metabólicas de la obesidad; importante factor de enfermedad cardiovascular. Perímetro de cintura, medida a la altura del ombligo, hasta 40 pulgadas, hombres, y 34, mujeres, es el límite saludable. Buena noticia: la grasa central tiende a ser más fácil de movilizar que la periférica.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.