Ser papá en tiempos de pandemia

Luis Marrero, gerente general de Oracle para la región Caribe aprovechó el trabajo remoto para compartir más con su familia.
Gerentes, empresarios, deportistas, creadores, comentaristas, etc, este último año siguieron reinventándose para vivir su rol como padres de una manera diferente

Han conocido los secretos de TikTok, perfeccionado sus técnicas culinarias o sus habilidades como mentores. La lista de las cosas que han tenido que aprender los papás en este último año es larga y, a veces, hasta divertida. Por ejemplo, Máximo, un diseñador de 37 años, ríe mientras dice: “ya perdí la cuenta de los animalitos de macilla que he hecho. Un verdadero zoológico”.

La realidad es que la tarea no ha sido fácil y los papás se han debido poner la capa de superhéroes para salir airosos. Muchos han tenido que trabajar desde casa mientras los niños toman clases a un metro de ellos o los halan por un brazo para jugar. No importa si se trata del CEO de una compañía, el dueño de un pequeño negocio o médico. La pandemia cambió a papá, lo hizo transformarse para responder a las nuevas exigencias.
Luis Marrero

Gerente de Oracle para Caribe

“He podio comer junto a ellas (antes era solo los fines de semana), apoyarlas en clases (matemáticas principalmente) y conversar mucho más”.

Marrero tiene poco tiempo libre entre reuniones, presentaciones y las exigencias propias de un ejecutivo de una prestigiosa compañía de tecnología que está al frente de toda una región. Como les sucedió a muchos, su oficina se trasladó a casa y desde allí debió seguir su agenda.

“A pesar de los retos, esta época fue maravillosa porque me permitió compartir mucho más con mis hijas al no tener que viajar y estar siempre en casa. Eso me dio la oportunidad de darles cariños, hacerles bromas y compartir constantemente. Pudimos comer juntos (antes era solo los fines de semana), apoyarlas en clases (matemáticas principalmente) y conversar mucho más”.

Asimismo añadió que “más que reinventarme, he podido darle más calidad a la relación, lo cual nos ha unido más como familia. Disfrutar actividades en familia nos ha ayudado también a mantenernos alegres y hacer más llevadero el estar restringidos al espacio de nuestro hogar”.
William Vargas

Presidente de Tres Media Laboratorio Comunicación y uno de los creadores de Ruta Gourmet IGRD

“Me convertí en un experto en manualidades”. Crear y sacar adelante un negocio propio y, más aún, mantener el paso cuando el negocio comienza a ser exitoso no es tarea fácil. Mucho más si te conviertes en padre no de uno, sino de dos bebés. Y encima, llega una pandemia que encierra a todos en casa por un buen tiempo. Impulsar el crecimiento de su empresa y a la vez ofrecerles a los niños todo lo que necesitan en ese momento en el que empiezan a descubrir el mundo es retador. A través de su Instagram lo hemos visto cocinando con sus pequeños, jugando a las sillitas o haciendo manualidades. “La pandemia fue un reto, en todos los sentidos. Aún así fue una etapa muy especial, porque me permitió compartir con mis hijos de manera más cercana. Además de cocinarles, me convertí en experto en manualidades y entretenimiento. Desde cómo reciclar los tubos de cartón del papel toalla hasta cómo hacer títeres con medias”, dijo.
Jochy Fersobe
Fotógrafo

A través de TikTok padre e hija encontraron nuevas maneras de relacionarse. Posiblemente, Fersobe nunca fue tan consciente de su sentido del humor hasta que tomó TikTok por asalto. Eso le sirvió para llamar la atención sobre la situación del país, despertar conciencias y también ayudar a los que lo siguen a pasarla mejor en el confinamiento. En esta especie de “cruzada” tuvo una buena asistente, su hija Jenn. Si antes compartían un millón de cosas, la obligatoriedad de estar en casa, lejos de los escenarios que suele retratar, le permitió descubrir nuevos caminos para interactuar con Jenn. A tal punto, que Jochy se convirtió en un soplo de aire fresco en la pandemia y ella fue su mejor compañera.

José Luis Ravelo perfeccionó sus habilidades de gamer para jugar en línea con sus hijos.

Testimonios de un mercadólogo y un piloto

José Luis Ravelo, mercadólogo y comunicador. “Tuve que convertirme en todo un gamer (persona que juega videojuegos)”.

Han sido varias las cuarentenas y cada una ha sido un nuevo reto para un padre como yo, que no vive con sus hijos. Durante el día me mantenía trabajando como docente y en mis programas de radio. En las noches solía buscar a los niños para ir a comer o al cine, pero eso ya no estaba más. Entonces, tuve que perfeccionar mis habilidades de ‘gamer’ para jugar en línea con mi hijo de 9 años. Y, por ejemplo, en vez de salir a cenar, hacíamos desayunos a través de la pantalla. Durante todo el día nos la pasábamos compartiendo memes y cosas así divertidas. Fue difícil, pero por suerte la tecnología estuvo ahí para mantenernos cerca”.

Por otro lado, Juan Almonte, piloto, dice :“La tecnología nos mantuvo cerca”. Con una hija adolescente que no vive con él, el veterano piloto Juan Almonte (Juanchi) debió encontrar nuevas maneras de mantenerse cerca del día a día de su niña.

“Comenzamos a usar las video llamadas de manera ocasional, pero llegó un momento en el que hasta hacíamos citas para conversar así, viéndonos las caras. La tecnología nos mantuvo cerca todo ese tiempo. A veces hasta me descubría anotando las cosas que quería decirle o preguntarle”.

Relación
Con la cuarentena, muchos padres tuvieron que reinventarse. Algunos se involucraron más con sus hijos en sus actividades de preferencia como jugar videojuegos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.