Pérdida de un ser querido duele más en Navidad

Compartir
La depresión es uno de los estados anímicos que pueden aparecer durante esta época festiva.
Hay personas que asocian la época navideña con sentimientos de tristeza y nostalgia

La Navidad es una de las épocas del año que se esperan con más ilusión, pero también es cierto que con ella se generan muchas emociones y pensamientos.

Alegría, ilusión, solidaridad y amor, son algunos de los sentimientos que tienen las personas al ver en esta temporada una oportunidad de compartir con la familia y amigos y dedicarles tiempo de calidad.

Pero, aunque parezca extraño, no todos reciben esta época con felicidad, sino con rechazo, producto de situaciones que han marcado su vida y han convertido en oscuridad la luz que brinda la Navidad.

Pero, ¿por qué las personas se deprimen en esta época? De acuerdo con las especialistas de la conducta, Ann Benjamín y Claudia Moreno, la depresión es uno de los estados anímicos que más pueden aparecer en temporada navideña.

Explican que esto surge como reacción de nuestra mente a recuerdos pasados que nos provocan tristeza, así como a las excesivas reuniones familiares que se dan como tradición del momento y a la añoranza de todos aquellos que no pueden estar.

Las galenas detallan que de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca de 300 millones de personas a lo largo del mundo padecen de depresión.

“No todas las experiencias que vivimos son buenas o nos producen alegría. A lo largo de nuestra vida podemos enfrentarnos a momentos que nos llenan de tristeza y nos marcan. Pero lo que no debemos hacer es cargar con estos por siempre, afrontar los duelos es parte fundamental para poder dejar atrás esas experiencias vividas que nos marcaron de manera negativa”, destacan.

Tanto Benjamín como Moreno, coinciden en que la mejor manera de superar las experiencias o situaciones que nos afectan, es aprendiendo a convivir con ellas, entendiendo que son pasado y que no podemos cambiarlo.

Instan además hacer conciencia que de cada experiencia se aprende algo, y que éstas nos ayudan a crecer.

Muchas de esas tristezas están ligadas a la pérdida de un ser querido, herida que duele más en Navidad y que provoca el aislamiento y, en ocasiones, el repudio de estas celebraciones. Es por esto que las psicólogas exhortan a esas personas que viven actualmente esa situación, a reinventar sus tradiciones, iniciando otras en las cuales siempre se mantenga vivo el ser amado.

“Es normal que en esta época sientas cada emoción y cada memoria más vivida que en cualquier otro momento del año, porque estamos frente a esa etapa en la que todo a nuestro alrededor reboza de alegría, felicidad y color. Pero también es aquel en que las personas pueden sentirse incómodas con el exterior y consigo mismas”, precisan las expertas en psicología.

¿Cómo controlar los recuerdos y emociones tristes?

Las galenas entienden que el primer paso para controlar esas emociones es entender que los recuerdos solo son vivencias del ayer y no se deben cargar con el pasado.

“Lo primero que debes hacer es eliminar la palabra hubiera de tu vocabulario; pensar en lo que debiste hacer ante el problema y no hiciste, ya que no solucionará nada, más bien, provocará que la herida siga latente. La cicatriz se volverá a abrir, y dolerá incluso más que la primera vez”, resaltan.

Al ser preguntada sobre si aislarse es la opción correcta, éstas afirmaron que no, alegando que el distanciamiento de la sociedad no es más que un mecanismo de evasión con el cual se pretende huir de aquello que agobia, generando más dolor y sufrimiento. Esta elección evita que las personas se recuperen y logren sanar los recuerdos que les afectan.

Sostuvieron que al aislarse, las personas se alejan de la realidad, acción que impide cualquier herramienta que pudiera brindar el exterior como ayuda.

Manifiestan que revisar la situación es bueno, pero más que examinar los problemas a su alrededor, los afectados deben revisarse y saber qué deben dejar atrás.

Expresan que el arrepentimiento por las acciones que no cometieron no harán que la situación cambie.

“No solo analizando la situación podremos cambiarla o superarla, sino siendo conscientes de ella”, puntualizan.

Sugerencias

  • Pide ayuda.
  • Convive con familiares y amigos. Éstos servirán de trampolín para salir de la tristeza.
  • Crea recuerdos nuevos, no te encierres en tu dolor, ni prives a los demás de tu compañía.
  • Acepta y suelta el pasado para poder avanzar.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir