Menos es más en el estilo nórdico

Compartir
Entre los textiles que se utilizan en el estilo nórdico están los tejidos naturales como el lino, el algodón, la lana. No necesariamente tienen que ser lisos, se llevan las rayas, los cuadros, las flores y las hojas.
Si hay algo que hace popular a este estilo decorativo es la sencillez, el uso del color blanco y la madera

Aunque los países caribeños no gozan del invierno como en Europa, el estilo nórdico promete brindarle ese aire a tus espacios.

Este estilo sencillo, funcional y cómodo, es popular por su uso del blanco, debido a que los países escandinavos en los que surge (Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca) comparten la mismas características, unas temperaturas gélidas y que en aquellas latitudes la luz natural “brilla” por su ausencia.

Por esa razón, en el estilo nórdico dominan los colores claros, con el blanco a la cabeza. En un afán por tratar de atrapar la luminosidad y potenciarla por todos los medios, los interiores nórdicos se visten completamente de blanco y solo introducen algunos toques de tonos vibrantes.

Para combinar, son populares el gris y el beige. Para los que quieren darle un toque de color oscuro, el marrón es la mejor opción, que en general se usa en muebles de madera color expreso. Otra idea popular en el estilo escandinavo son los detalles en colores vibrantes, ya sea anaranjado, verde manzana, azul mar o amarillo, siempre en un fondo totalmente blanco.

Materiales

Los elementos naturales también son detalles que no faltan en el estilo nórdico. La madera es el material más popular, que se usa en muebles y otros detalles más pequeños. Escoge tanto colores claros como oscuros en tus muebles para darle contraste al blanco. El cuero y las pieles son otros materiales que no faltan en este ambiente, tanto en sillas como en sofás, mantas y alfombras.

En el caso de los muebles de estilo nórdico, estos son bajos, simples y con líneas rectas. A pesar de que estos muebles pueden parecer simples, crean una decoración chic.

Según los decoradores, es importante que no hayan elementos en tu hogar que no uses o que no le aporten un significado a tu decoración. Esto puede ser una ventaja, ya que puedes invertir en muebles y accesorios que desees y de mejor calidad.

Accesorios

Los cuadros y portarretratos son elementos básicos, ya que aportan color a las paredes blancas. Los marcos deben ser de tamaño grande, aunque también es común ver varios más pequeños arreglados en collage. En cuanto a arte, hay piezas modernas y clásicas, así que escoge tu estilo preferido. Trata de mantener los marcos de color claro si la pieza es oscura.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir