PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Para el pastor y coach Mauricio Rocha, la capacidad de reflexión se ha perdido y, precisamente, es lo que lleva al hombre a tomar decisiones apresuradas.

Es por ello que recalca sobre ese lugar íntimo del hombre que denomina “garage”, donde se siente cómodo, tranquilo y confiado; donde piensa, y habla consigo mismo. Ese “garaje” es la mente, subrayó. “Hablamos desde el “garaje”, porque hay cosas que se podrían decir desde ese lugar. Es un espacio para meditar. Los hombres meditamos desde que estamos guardando un tornillo, arreglando una llanta, o limpiando el carro”, señaló el pastor Rocha.

Allí, pone como ejemplo, se piensa en las finanzas, en los hijos, en la esposa y en nosotros mismos. “Creo que hoy más que nunca se necesitan lugares de pensamiento y de reflexión”, dijo en una entrevista para el Caribe.

Según Rocha, el hombre fue diseñado para meditar, pero lamentó que la rapidez de este tiempo se haya robado ese espacio al ser humano. “Hay una línea muy delgada entre el lugar íntimo y el público. Cuando el hombre descubre su lugar privado, se vuelve más efectivo en lo público”, indicó.

Consecuencias de no encontrar ese espacio de reflexión

De acuerdo con Rocha, quien visitó el país para impartir varias conferencias, todos hemos vivido las consecuencias de las decisiones aceleradas, como las quiebras económicas.

“Hay gente que ha perdido su trabajo porque se dejó llevar por sus emociones y no pudo controlar su genio”, compartió. Además, añadió: “Hoy tienes gente muy bien preparada, profesionales con las mejores capacidades, pero pocos reflexivos. ¿De qué te sirve ser inteligente y con toda la capacidad académica, pero no puedes controlar tus emociones?”

¿A dónde nos lleva?

El no tener capacidad de reflexión, sostuvo Rocha, lleva a las personas a refugiarse en los lugares incorrectos. “Puedes caer en el licor, en las drogas, en una profunda ansiedad. Esto te puede llevar a una desesperación que puede terminar endeudándote, por ejemplo”, dijo.

Aconsejó que la clave es detenerse un poco y descubrir que ese “garage” no está fuera de ti, sino dentro.
“Equivocadamente lo buscamos fuera, por lo que puedes estar relacionándote con la gente incorrecta, escuchando lo que no tienes que escuchar y viendo lo que no tienes que ver. Obviamente eso te lleva a una vida ansiosa. Los índices de ansiedad se han disparado debido a que el ser humano está buscando la respuesta fuera, cuando la respuesta siempre ha estado dentro”, puntualizó el pastor y conferencista de origen colombiano.

Tiempo a solas

“El tiempo a solas se vuelve prioridad en tu agenda. Cada vez que uno se levanta siempre hay un pensamiento en la cabeza y cuando haces el ejercicio de escribir, es una reflexión muy profunda; toma tiempo, pero es muy efectiva. El estar solo, el poder escribir y aprender a escuchar, forman parte de la clave”.

Posted in Estilo
agency orquidea

Más contenido por Jessica Bonifacio