PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

(Décima cibaeña)
El checo Kafka ecribió
Poi bien de la literatura
Aunque narró su amaigura
Ai mundo le facinó
Con sangre éi noj narró
La vida cruda de entonce
Ei pensamiento de bronce
La mente como un lucero
Éi se tiñó to de negro
Cuando ei reloj dio las once.
Fue Franz Kafka un judío
Por loj nazi peiseguido
No lo dejaron tranquilo
Lo sacaron de su nío
No pudo zafaise del lío
Pue dominó la ignorancia
Cómplice fue la Francia
Durante La Ocupación
Mandán al hoino a montón
Con aire de arrogancia.

Posted in Salón de la Fauna
agency orquidea

Más contenido por José Mercader