PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

En la tv dominicana de los 60 y 70 la serie Los Intocables (The untouchables) junto a Alfred Hitchcock Presenta (ambas en YouTube)- era un toque de queda nacional los miércoles por Rahintel, canal 7.

Aunque las comparaciones me resultan antipáticas no hay cómo no diferenciar las narrativas y estéticas de esa serie con este filme del director Brian De Palma, escrita por el grande David Mamet y actuaciones de Robert De Niro como Al Capone, Sean Connery y Kevin Costner como Eliot Ness.

Entonces este The untouchables capta uno de los episodios de aquella serie: Al Capone, uno de los gánsteres más violentos en la historia de la mafia italiana norteamericana, atrapado por su impuesto sobre la renta.

Puesto que tenía bastante dinero para comprar a cualquiera que se enterara de que era su objetivo, inmediatamente ponía en funcionamiento su maquinaria mafiosa que incluía al partido Republicano de Chicago.

Luego de la Masacre del Día de San Valentín, hay intervención federal ordenada por el presidente republicano Hoover. Un reducido grupo de agentes federales y de la oficina de impuestos tejen el plan para apresar a Capone por ¡evasión de impuestos federales! En medio de todo hay una guerra sin cuartel y que es lo que cuenta el filme.

Capone a veces conocido por apodos tales como Scarface, Big Al BigBoy, Enemigo Público No. 1 y Snorky, fue apresado a los 33 años con cargos de ¡evasor de impuestos! La narrativa de este filme explica bastante bien el riesgo y tragedia a que fue sometido el grupo de federales que día tras día eran descubiertos por el espionaje de Capone que los había infiltrado.

Hay una escena entre Connery y Costner reunidos en una iglesia porque era el único lugar donde nadie más podía escuchar sus planes contra Capone.

La otra escena virtuosa es en la última parte donde homenajea a El Acorazado Potemkin promoviendo las “escenas paralelas” (las escenas de las escaleras) en el cine utilizando como soporte evocadoramente la banda sonora de Ennio Morricone, ¡tan perfecta! Todo está en su debido lugar: cámara con movimientos elegantes, la dirección de fotografía que retrata con refinamiento el vestuario y los decorados con colores cálidos, es fin que es un derroche de buen gusto único.

De refinada estética mantiene buen ritmo con escenas tensas y desgarradoras como la del momento trágico del personaje de Connery, y por supuesto, la secuencia icónica en la estación de tren. En Netflix con ese título. En YouTube se consiguen todos los capítulos de la serie como Los Intocables.

HHHHH Género: Thriller neo-noir. Duración: 119 minutos.

Posted in Crítica Cine
agency orquidea

Más contenido por Etzel Báez