The Devil Next Door

The Devil Next Door
The Devil Next Door

Miniserie documental en 5 episodios. En Netflix. Narra la extradición de un anciano de Cleveland a Israel para ser juzgado. Lo acusan de ser Iván el Terrible, el despiadado guardia de un campo de exterminio nazi de la Segunda Guerra Mundial. Es la historia del inmigrante europeo John Demjanjuk, un ex obrero automotriz de la Ford ucraniano estadounidense retirado. Su imagen es la de un decente hombre de familia inmigrante que abrazó los valores estadounidenses. Los hechos comienzan en 1986, cuando John fue deportado a Israel por crímenes de guerra donde fue identificado por once sobrevivientes del Holocausto como “Iván el Terrible”, un guardia en el campo de concentración de Treblinka. No es necesario recordar a nadie qué capítulos del nazismo comienzan a repetirse en latinoamérica. Esta mafia que asume la tarea de castigar, transformando a la violencia en disfrute público, es la máxima expresión de la barbarie. Pero la historia que aquí se destaca con lujo de detalles el juicio a Demjanjuk no enfoca cualquier actitud de castigar a un criminal de guerra aunque en la vida real sí, en cambio el documental construye una narrativa de comprobación del inmenso dolor y tragedia que ocasionó el Tercer Reich con su odio racial a los judíos que logró apresar, torturar en campos de concentración y matarlos de hambre, literalmente. Y a este Iván el Terrible se le erige como un símbolo de los verdugos nazis. Giros y vueltas abundantes en cada episodio es poco usual para una historia real. De manera diáfana, simple, sin estridencias, sin trucos para levantar conmiseración, el documental va dando pinceladas del impacto imborrable de los sobrevivientes al holocausto nazi fascista. El montaje entrega detalles de todo el misterio que rodeó la figura del acusado. Los realizadores tuvieron especial cuidado en no emitir juicios en la composición de la historia, manteniéndose fiel al objetivo de entregar una buena historia con giros absurdos pero que fueron reales. Mantiene así una estructura que funciona como drama de crímenes reales sin resolver que invita a que demos una respuesta en lugar de recibirla en bandeja de plata. Como drama judicial crea una atmósfera de incredulidad donde poco a poco tanto los acusadores como el acusado y todo el andamiaje contencioso van dando la idea de que alguien está mintiendo, pero hasta el final de todo el proceso, con una nota trágica, no tenemos suficientes elementos que nos lleven a la verdad. La representación más fuerte sigue siendo los dos abogados de Demjanjuk, lo que le da al documental una cierta inclinación desde el principio. Desde la distancia, sin su propia prehistoria emocional, las dudas son casi inevitables, especialmente porque la serie celebra cada giro en el curso tanto que ya no se sabe en qué o en quién confiar. Una discusión más fuerte hubiera sido agradable, incluso entre las partes. Pero eso te deja solo con numerosas entrevistas y grabaciones originales que te sorprenden y asombran, tal vez te cautivan, pero al final no te hacen más inteligente.

HHHH Género: documental histórico. Duración: 5 episodios de 40 minutos cada uno.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.