PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
obra de Iván Tovar
obra de Iván Tovar

Desde aquella memorable exposición en la Galería 3+2 en París con texto del crítico de arte francés José Pierre, la obra de Iván Tovar empezó a situarse en el mercado de arte, además de promover un estilo propio centrado en el movimiento surrealista. Grandes puertas empezaron a abrirse a nivel internacional, y dieron paso a que Tovar se erigiera como el más cotizado y trascendente de los artistas dominicanos.

Hemos repasado varias décadas sobre su vida y obra, fijamos la atención recientemente en mediados de los 90. En este interregno, la Galería de Arte Contemporáneo Lyle O. Reitzel de Santo Domingo, actualmente Lyle O. Reitzel Gallery, presentó en 1996 una magnífica relación de trabajos, en los que se destaca una línea grácil sobre fondo neutro, además de ciertas protuberancias que hacen del conjunto un compendio erótico y proporcional.

En 1997, la obra del artista se presenta en la Galerie Claude Lemand en París, retomando la verticalidad en la composición, sin dejar de lado la superposición de planos que alertan de un más allá fuera del cuadro. De modo que su producción visual se mantuvo en flujo constante tanto en Santo Domingo como en Europa y, más tarde, en Estados Unidos.

Tovar retoma el contacto con George Nader, presentando dos muestras significativas. La primera en la Galería Nader en marzo de 1998 y, la segunda, en el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo en junio de ese año, intitulada: “Antología del Sueño”. Sobre la primera muestra se reseñó que la colección estuvo integrada por obras compiladas por la firma George Nader Latin American Art en Francia, Bélgica y Estados Unidos, y que constituye una representativa muestra de la discreta pero significativa evolución experimentada por el artista a lo largo de su carrera. (Ver: “Iván Tovar expondrá en Galería de Arte Nader, Revista, periódico HOY, viernes 27 de febrero de 1998).

elCaribe, se hizo eco de esta propuesta, y dedicó una página de la edición del sábado 28 de marzo de 1998 a la obra “Justine (2)”. Tal como se establece al pie de la imagen, ella “formó parte de la muestra antológica del surrealista dominicano Iván Tovar”. Continuará.

Posted in Crítica Arte
agency orquidea

Más contenido por Lilian Carrasco