Centro Cultural Narciso González: un espacio de formación artística y cultural

Desde su fundación en 2007, este centro beneficia a niños, niñas y adolescentes de los barrios de Santo Domingo.
La institución fue concebida por Basilio Nova, Ángel Mejía e Hilda Matos, entre otros artistas, la mayoría de ellos pertenecientes al sector de Villa Juana

El Centro Cultural Narciso González (CCNG), situado en el sector de Villa Juana es un espacio donde la comunidad puede disfrutar de programas artísticos y culturales.

A partir de su apertura en 2007, este centro beneficia a cientos de niños, niñas y adolescentes no solo de Villa Juana, sino también de Villa Consuelo, Villas Agrícolas, Ensanche la Fe, Simón Bolívar, Cristo Rey, Las Cañitas, Gualey, Capotillo, La Zurza, Villa Francisca, Villa María, Ensanche Luperón, Ensanche Kennedy, entre otras comunidades.

Como una dependencia del Ministerio de Cultura, su misión es desarrollar el arte en sus diferentes vertientes, mejorando así la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas, a través de la ejecución, difusión y consumo de producciones culturales, cuyos conocimientos pueden poner en práctica y recibir beneficios de esos aprendizajes.

“Nuestro objetivo es llevar la cultura a cualquier rincón del país a esa personas que tiene talento, pero que no cuentas con los recursos económicos para asistir a una escuela privada”, explicó Pedro Santos Martínez, director del centro cultural, y dijo que “lo que queremos es que aprovechen el servicio que con tanto amor les brindamos, a través de profesores con alta formación y con el deseo de formar a los niños, niñas o jóvenes en las distintas disciplinas como el piano, violín, danza, baile, entre otras.

“Ver una madre sentirse feliz de ver a sus hijos e hijas tocando un instrumento, bailando nuestro folklor o haciendo presentaciones de teatro son cosas que a mí como ser humano me hacen sentir satisfecho del rol que tengo ante la sociedad de llevar servicio y conocimientos culturales totalmente gratis, expresó a elCaribe Santos Martínez.

Recordó que el centro cultural fue concebido por un grupo de artistas, la mayoría actores de Villa Juana, entre ellos Basilio Nova, Ángel Mejía e Hilda Matos quienes siempre tuvieron en cuenta formar espacios culturales para el aprendizaje y disfrute, tanto de sus moradores como de zonas aledañas.

“Mi compromiso como director es mantener la calidad, porque en eso soy impecable, todos los días camino por las instalaciones para chequear que todo marche bien y revisar qué hay que mejorar en cada una de las áreas del centro”, señaló Santos Martínez.

También, la institución les ofrece ayuda a esas personas que en muchas ocasiones por motivos económicos no pueden trasladarse al centro para formarse, para ello, el centro cultural les ofrecen las facilidades de transporte y de ser necesario les acomoda los horarios.

“Lo que hacemos con ellos es que coordinamos un punto de reunión, la guagua los pasa a buscar y luego de terminar las clases lo regresamos a ese punto de partida”, informó Santos Martínez.

De acuerdo al funcionario, a su llegada como director él centro presentaba problemas con el suministro de agua, por lo que se reunió con el director de la CAASD, Fellito Suberví, quién de inmediato dispuso una brigada que solucionó el problema.
Asimismo, dijo que sostuvo un encuentro con la alcaldesa del Ayuntamiento del Distrito Nacional, Carolina Mejía para solicitarle el alumbrado de la periferia del centro cultural, quien en coordinación con EDEESTE resolvieron el problema.

Docencia

El Centro Cultural Narciso González imparte clases a niños, niñas a partir de los seis años, los cuales son evaluados y orientados en la disciplina que tengan mejor desempeño.

“A su llegada al centro le preguntamos qué quieren hacer, pero pasa con mucha frecuencia que el niño está recibiendo una formación de piano, pero ve una clase de teatro o de folklor y se interesa por ella, entonces lo que hacemos es que cuando termina ese ciclo de formación, lo pasamos al que también le gustó”, manifestó Santos Martínez.

En ese sentido, informó que en el centro se imparten dos tandas y que en la actualidad tienen inscrito 150 niños. Asimismo, dijo que extendieron el proceso de inscripción, ya que la meta es llegar a los 300 alumnos y alumnas, por considerar que “tenemos que ajustarnos a los nuevos tiempos, traer más profesores y organizar nuevos horarios”.

“Estamos sorprendido porque cuando inició la inscripción empezó un poco lenta, pensábamos que iban a venir menos niños, ya que hay madres que se resisten por el tema de la pandemia”, indicó el director del centro cultural.

Agregó que cuando llegó la COVID-19, los maestros impartían las clases de forma virtual desde sus casas, aunque reconoció que tal vez no tenían la misma cobertura, ya que habían niños que no tenían los equipos para recibir la formación, pero aún así continuaron con la docencia para no perder la práctica.

“Nadie esperaba que vendría una pandemia, pero ahora mismo la prioridad es la salud, no bajar la calidad del servicio que brindamos y que la gente vaya a vacunarse para que el país arranque y todo se normalice”, expresó el funcionario.

Sus salones

El Centro Cultural Narciso González cuenta con espacios para impartir clases de piano, pintura, teatro, danza, así como cuatro cubículos de estudio especializados para música, entre otros.

Uno de ellos es la Sala de Teatro Monina Solá, en honor a una de las mejores exponentes del teatro dominicano y la primera actriz que desde los 4 años la buscaban para actuar.

En este salón se realizan obras de teatro, danza, espectáculos musicales, conferencias, exposiciones, proyecciones, entre otras producciones artísticas y culturales por su amplio sistema de luces y de sonido.

También, está el Salón Ana Hilda García en homenaje a esta destaca titiritera dominicana, que incursionó en el área de los títeres en el país. Este espacio tiene capacidad para 50 personas. En este se llevan a cabo talleres, charlas y proyecciones artísticas y culturales.

“Cómo la sala de títeres cuenta con todas las comodidades y facilidades, también la tenemos a disposición de empresas privadas que deseen realizar charlas de motivación y de formación, así como para gestores culturales que quieren a través de la magia del proyector presentar las actividades que hacen en la demarcación a la que están asignados.

El cuento cultural también cuenta con una sala de conferencias y un patio español para la realización de encuentros informales al aire libre.

“Estamos agradecidos de la comunidad de Villa Juana que siempre nos apoyan y nos quieren y de las Juntas de Vecinos con quienes mantenemos contacto a diario”, indicó el también actor.
Proyectos

De acuerdo al funcionario, en los próximos días formarán una compañía de teatro, cuyos actores serán los mismos niños, niñas y adolescentes del centro.

Además, iniciarán talleres de teatro, clases de bordado, entre otros cursos de para envejecientes “quienes constituyen un ente importante en el centro, porque normalmente cuando la gente se retira, quiere invertir su tiempo en algo que le llene, entonces nosotros queremos ofrecerles ese espacio de capacitación totalmente gratis a esa comunidad que oscila entre los 50 y 70 años.

Santos Martínez consideró que como centro, el mayor logro será la biblioteca que estarán abriendo y el Club de Lectura, por entender que los niños se van a sentir orgullosos de portar su carnet que los acredite como miembros, además de que “esto le sumará estatus a la comunidad, ya que este espacio estará disponible para que los niños, niñas, jóvenes, adultos y envejeciente que quieran venir a leer un libro”.

“Hemos recibido donaciones de libro por parte del Archivo General de la Nación, de la Fundación Reservas, del Ministerio de Hacienda, del CONANI, entre otras instituciones”, manifestó el gestor cultural, y dijo que también cuentan con aliados estratégicos en el sector privado que están muy comprometidos con apoyar al centro cultural.

“En cuanto a la biblioteca estamos pensando en el nombre ideal para ponerle, ya que en el país tenemos grandes hombres y mujeres que tienen la valía para que lleve su nombre”, señaló Santos Martínez.

El centro es dependencia del Ministerio de Cultura, cuya misión es desarrollar el arte en sus diferentes vertientes, mejorando así, la calidad de vida de los ciudadanos, a través del aprendizaje”.

Dato
La Sala Monina Solá, bautizada así en honor a una de las más grandes exponentes del teatro dominicano que a partir de los 4 años hacía actuaciones.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.