Quique Antún llama al gobierno darle un trato de mayor dimensión a la diáspora dominicana  

Considera una injusticia que los dominicanos en el exterior no reciban incentivos atractivos pese a los grandes aportes que hacen a la economía

Santo Domingo- El presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) pidió hoy al gobierno del presidente Luis Abinader darle un trato de mayor dimensión a los dominicanos residentes en el exterior que les permita encaminarse en la construcción de un futuro más promisorio para ellos y sus familiares, al tiempo que llamó a erradicar la visión existentes en algunos sectores sociales que ven a la diáspora como vaca lechera.

En una carta dirigida al Jefe del Estado, Quique Antún le expresa que los dominicanos que viven en el extranjero tienen un peso trascendente en el país, no solo por la gran cantidad que ella representa, el 15% de la población nacional, sino, además, por su aporte a la economía con el permanente envío de remesas a sus familiares, contribuyendo así a la estabilidad de la balanza de pagos, y generando dinamismo económico.

“Por ello, consideramos una injusticia el que siendo la remesa que envía la diáspora uno de los renglones de mayor ingreso de divisas en nuestra economía, no reciban incentivos atractivos como se les otorga a otros sectores de menor impacto en la balanza de pagos”, agregó.

Explicó que esas remesas impactan positivamente la capacidad de demanda de bienes y servicios de sus familiares, lo que a su vez contribuye a profundizar el clima de gobernabilidad democrática.

En ese sentido, indicó en uno de los párrafos que durante el 2020, según datos del Banco Central, la República Dominicana recibió US$8,219.3 millones en remesas, superando de forma significativa la Inversión Extranjera Directa (IED), que ascendió a US$2,554.3 millones.

“De esas remesas, el 80% se distribuye en las 10 principales provincias del país, aportando a su dinamismo económico y social”, apuntó.

El líder reformista siguió diciendo que como  demuestran los datos antes citados, la diáspora dominicana, que reside en más de 500 ciudades alrededor de los cinco continentes,  “hace grandes aportes al desarrollo nacional, por lo que entendemos merecen recibir mayores beneficios por parte del Estado Dominicano”.

Sugirió al presidente Abinader la implementación un programa de atención “privilegiada” a la diáspora, que consistiría en adoptar medidas como que beneficien a esa parte importante de la población dominicana.

El presidente del PRSC planteó al mandatario entre esas medidas, integrar un representante de Ultramar ante el Consejo Económico y Social, así como ante los Consejos Provinciales y Municipales de Desarrollo, lo que dijo implicaría negociaciones políticas para las reformas legislativas necesarias.

También recomienda promover la modificación de la ley 168-67, sobre beneficios de importación de vehículos exonerados para los dominicanos que viven en el exterior, lo que debe hacerse sobre la base de un diálogo con la diáspora, “a los fines de ponderar las modificaciones que pudieran ser consideradas”

“Asimismo, reducir las altas tarifas que los consulados nuestros cobran por sus servicios a nuestros compatriotas. Los consulados se han convertido en mecanismos expeditos para menguar los ingresos que a fuerza de mucho trabajo, obtienen los dominicanos en el exterior”, dijo.

Quique Antún plantea que se establezca un programa de facilidades en la formación, técnica o profesional, dirigido a hijos e hijas de la diáspora que residen en el país, como forma de devolverle parte de lo  que ellos aportan al país con sus remesas.

Además –apuntó- sugerimos que a diáspora se le otorgue facilidades para recibir atenciones médicas en el país, para lo cual recomendamos definir un protocolo con el Sistema Nacional de Salud (SNS).

“Igualmente, recomendamos la creación de un fondo especializado para impulsar la inversión y la productividad de los dominicanos en el exterior.  Ese fondo se crearía desde el gobierno, a través del Banco Central, con el uno por ciento de las remesas recibidas cada año, el cual, sujeto a un régimen especial de exenciones, desarrollaría planes para apoyar con financiamientos a los dominicanos de ultramar que quieran incursionar en proyectos productivos”, señaló.

Sugirió también al Jefe del Estado crear una Mesa del Diálogo Permanente de los Dominicanos de Ultramar, para recoger sus inquietudes y plasmarlas en acciones concretas que se consideren viables.

“Por igual, le sugerimos establecer un programa de otorgamiento de facilidades para aquellos integrantes de nuestra diáspora, que deseen construir su vivienda en el país, para el retiro en suelo patrio”, manifestó el líder reformista.

Quique Antún explicó que sus propuestas buscan estimular la erradicación de la visión existentes en algunos sectores sociales, “que ven a la diáspora solo como vaca lechera por el envío de remesas y, segundo, como una expresión de gratitud por sus múltiples aportes al desarrollo económico y social del país”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.