Puertorriqueño secuestrado por banda pensó iban a matarlo

Santiago.-El calvario y temor a que durante tres horas tuvo que soportar el puertorriqueño Miguel Rivera, secuestrado por varios individuos cuando se encontraba frente al hotel Matum, solo le dio tiempo a pensar que estos serían sus últimos días de vida.

Los captores había pedido la suma de mil dólares a los demás amigos, un grupo de 22 jugadores de softbol que vino desde la isla del Encanto la pasada semana.

La presencia policial, alertada por el abogado Juan Álvarez, amigo de los extranjeros, permitió liberar a Rivera, de 32 años,  sin que los captores pudieran lograr cobrar la demanda del dinero. En el enfrentamiento con la policía fue ultimado uno de sus captores, apresaron a otro en la comunidad El Ingenio.

En el secuestro participaron tres vehículos, y en el grupo de captores figuraba una mujer que al parecer sirvió como señuelo.

Rivera narra que al llegar al hotel, tras ver el juego final de las grandes ligas, le colocaron una sábana y montaron en uno de los vehículos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.