Jueza conocerá hoy coerción a imputados en la “Operación 13”

Dicent, juntos a otros implicados, mientras era trasladado a la audiencia en el Palacio de Justicia del Distrito Nacional.
El Ministerio Público varió ayer la solicitud de prisión contra algunos de los imputados por arresto domiciliario

Tras agotar largas jornadas de debates y presentación de pruebas, la jueza Kenya Romero, quien conoce la solicitud de medidas de coerción a los implicados de la “Operación 13”, anunció ayer que se retira a deliberar para dar su veredicto final hoy a las 2:00 de la tarde en la sala del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional.

La jueza suspendió la audiencia tras escuchar por varios días a todas las partes involucradas en el proceso y recibir las pruebas necesarias para dar un veredicto final sobre el pedimento del Ministerio Público, de enviar a prisión preventiva por un año a cuatro imputados y dictar arresto domiciliario a seis.

Después de escuchar a 10 de los imputados, a sus abogados y toda la barra del Ministerio Público, le tocará a la jueza Romero ponderar las documentaciones para decidir si es pertinente o no enviar a prisión preventiva a algunos de los encartados, como lo han sugerido los procuradores.

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) acusa al destituido administrador de la Lotería Nacional, Luis Maisichell Dicent, de ser uno de los cabecillas de la red que realizó una millonaria estafa a través de sorteos de esa institución.

El Ministerio Público pide para Dicent, junto el “banquero” Willian Rosario Ortiz, el camarógrafo Edison Perdomo Peralta y Eladio Batista Valerio, prisión preventiva como medida de coerción.

Los procuradores Yeni Berenice Reynoso y Wilson Camacho, indicaron que el Ministerio Público argumenta que los implicados deben estar apresados por representar un peligro para las pesquisas que aún mantienen abiertas las autoridades.

Solicitan variar medidas

Por otro lado, el Ministerio Público solicitó a la jueza Romero la variación de la medida de prisión preventiva a arresto domiciliario, a la expresentadora Valentina Rosario, Carlos Berigüete, Jonathan Brea y Felipe Toribio, misma medida que había sido solicitada para el invidente Miguel Mejía y el chofer Rafael Mesa.

Camacho, titular de la Pepca, señaló que “las medidas de coerción que ha solicitado el Ministerio Público en este proceso son proporcionales a los hechos imputados, a las participaciones de cada uno de los imputados en los hechos, a las evidencias en su contra, al peligro de fuga de cada uno de los imputados y además, al peligro procesal de ellos, pero sobre todo, y esto es algo en lo que el Ministerio Público ha insistido, a la colaboración de cada uno”.

Defensas

La defensa de William Rosario Ortiz, calificó este cambio como una forma de “enfilar los cañones contra los principales acusados”. Dijo que al parecer el Ministerio Público negoció con los referidos imputados.

“Parece que el Ministerio Público al no tener las suficientes pruebas contra los principales acusados se ha valido de esta estrategia de último minuto, ha variado su solicitud de medida de coerción de prisión contra estos imputados para enfilar los cañones contra los principales (imputados)”, indicó uno de los abogados de Rosario Ortiz.

Durante su participación en la audiencia, Luis Maisichell Dicent, pidió al “banquero” William Rosario Ortiz, que dijera “la verdad’’ de que él no tiene nada que ver con el alegado fraude millonario a la entidad de juegos.

De acuerdo a Plutarco Jáquez, abogado de tres de los implicados (los técnicos Carlos Berigüete, Jonathan Brea y el chofer Rafael Mesa), Rosario Ortiz “se quedó calladito” ante la petición del exadministrador de la Lotería.

“Dicent emplazó a William por más de cinco minutos. ¡Dile al tribunal si tú eres mi amigo, dile la verdad! Y William se quedó seco y no dijo media palabra al tribunal, lo que confirma que ciertamente ellos fueron que organizaron ese lío”, narró Jáquez.

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), en el expediente expone que por los estrechos vínculos de amistad entre los imputados Rosario Ortiz y Dicent, “fruto de las relaciones comerciales como socios de consorcios de bancas que tienen en común, llevan a la “organización criminal” a orquestar la estructura que les “permitió lucrarse de manera significativa a través de un sorteo fraudulento en la institución del Estado.

Plutarco Jáquez dijo que las palabras de Dicent frente al tribunal y “el silencio” de Rosario Ortiz confirmaron la tesis que él planteó ante el tribunal de que sus tres clientes actuaron bajo presión y amenaza por parte del administrador de la Lotería en ese momento.
Mientras que el abogado de Dicent, aseguró que las acciones que su cliente realizó para mejorar la Lotería, afectó intereses de los banqueros.

“La Lotería Nacional ha sido un esqueleto por años, sin embargo, Dicent le dejó prácticamente en 400 millones de pesos en su cuenta’’, dijo el abogado Gustavo de los Santos.

“Banquero” afectado demandará a implicados

Sigfrido de la Rosa, propietario del consorcio de bancas “Doble Play”, indicó que demandará a los implicados en el fraude en la Lotería, pues con la maniobra tuvo pérdidas por 560 mil pesos.

“Doble Play” fue quien se dio cuenta de que hubo una manipulación en la extracción del bolo con el número 13, y figura en el expediente contra los 10 implicados, como una de las víctimas de esta estafa.

Al salir de la sala de audiencias donde le conocen medida de coerción a los imputados, dijo que siempre ha habido sospechas de fraude en los sorteos de la Lotería, por lo que pidió que se aclare el sistema de juego.

“Siempre ha habido sospecha de que siempre ha habido un fraude, de que se ha estado cambiando el sistema, por ejemplo, se violaron muchos protocolos dentro del sistema de ese sorteo, que no visualizo sorteo, no veo sorteos”, dijo al hablar con la prensa.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.