Defensora del Pueblo apoya a mujer con cáncer

Dinorah Altagracia Rosario, de 50 años, padece de cáncer vaginal y se le ha negado el tratamiento por haber sido registrada como varón en una declaración tardía.

Santiago. Dinorah Altagracia Rosario, la mujer de 50 años de edad que padece cáncer vaginal y a la que se le ha negado el tratamiento por haber sido registrada como varón en una declaración tardía, comenzó a recibir el respaldo de la Defensora del Pueblo.
Rosario, quien desde hace una década también es tratada por VIH-Sida, sobrevive en plena miseria. También el Instituto Oncológico se comprometió a realizar los cinco análisis que requiere para poder darle la terapia. Aunque algunos medios indicaron que la dirección provincial de Salud Pública se había interesado en su caso, Rosario dijo que no ha recibido ninguna llamada.

Aunque nació en el año 1971 y su madre la declaró 16 años más tarde, en 1987, Rosario fue registrada como varón aunque con su nombre, lo que le ha imposibilitado poder obtener su cédula. Los datos de su nacimiento están registrados en el libro número 61, folio 43, en una oficina de la Junta Central Electoral, en el municipio Sabaneta, provincia Santiago Rodríguez, de donde es oriunda.

En la edición del 23 de febrero del periódico elCaribe, la dama narró la situación en que vive, debido a las dificultades en la documentación. En la actualidad reside en una casa alquilada junto a su pareja Marcelino Antonio Rodríguez, construida en madera y zinc de una sola habitación por la que paga RD$700 pesos en el improvisado barrio La Mina de Las Tres Cruces de Jacagua.

Contempla mudarse a otra casa en la calle 12 número 41 del sector Los Salados, aunque no sabe cómo terminará de pagar el alquiler, debido a que para sobrevivir y ganarse el sustento lo hace lavando vehículos, limpiando en hogares y realizando cualquier oficio con el que pueda conseguir dinero para comer.

Rosario dijo que aunque hace tiempo logró mediante los programas especiales de ayuda a pacientes con VIH, que le entreguen medicamentos, por falta de la cédula se ha visto impedida de conseguir otras ayudas. La tardanza para recibir ayuda le ha impedido adquirir las pastillas y aliviar sus dolores.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.