Cónsul en Haití y ministra: a la lista de destituidos

Luz del Alba Jiménez fue juramentada en el cargo por el presidente Abinader el 14 de diciembre del pasado año.

Los escándalos de corrupción en los que se encuentran envueltos funcionarios del Gobierno continúan siendo para el presidente Luis Abinader una razón irrebatible para destituirlos y nombrar en sustitución de estos a nuevas personas en los puestos públicos en los que ha depositado confianza.

La reciente destitución de la ministra de la Juventud, Luz del Alba Jiménez y del cónsul dominicano en Juana Méndez, Haití, José Valenzuela, son los dos últimos casos en los que el jefe de Estado se niega a perdonar los ruidos en su gestión de gobierno.

Mediante el decreto 786-21, el presidente Abinader removió ayer de su puesto a la que fuera ministra de la Juventud, luego de que en esa institución se destapara un escándalo por irregularidades en un proceso de compra y contratación que involucra millones de pesos. En ese caso, que lo develó el exconsultor jurídico de ese ministerio, también se señala al esposo de Jiménez de incurrir en el acto doloso de realizar los procesos irregulares y con manipulaciones.

El caso de Luz del Alba Jiménez se encuentra en investigación por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), a donde se sometió. Esta había sustituido en el cargo, en diciembre de 2020, a Kinsberly Taveras, a quien el mandatario primero suspendió de su cargo, pero luego de que a esta se le investigara y se le interrogara por supuestamente beneficiarse del Estado como proveedora antes de llegar a ser funcionaria, renunció al puesto.

En la tarde de ayer lunes, el mandatario también emitió el decreto 784-21 con el que desvinculó al cónsul dominicano en Juana Méndez, José Valenzuela, por este ser señalado en el supuesto otorgamiento de visas de manera irregular a ciudadanos haitianos para que estos pudieran viajar desde el territorio dominicano a otros países. Para sustituir a este en el cargo, en ese mismo edicto, en el 784-24, quedó designado en ese puesto Margarito de León Castillo, quien fungía como subdirector del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) y asistente del presidente de la República.

Más destituidos en estos meses

Entre otros casos recientes están los de los extitulares del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) y del Instituto Postal Dominicano (Inposdom), Cecilio Rodríguez y Adán Peguero, respectivamente. El primero fue desvinculado en medio de supuestas irregularidades detectadas en el proceso de licitación para los proveedores del desayuno escolar y, el segundo, fue suspendido de su cargo, como director, tras un escándalo de corrupción que se encuentra en los tribunales, en donde se le acusa de una alianza irregular con la empresa Mía Cargo, con la que presuntamente violentó las leyes 47-20 de Alianza Público Privada y la 340-06.

El 4 de agosto de 2021, Julio Antonio de la Cruz fue removido de su cargo de director general de Embellecimiento de Carreteras y Avenidas de Circunvalación, por supuestas irregularidades, entre las que se citan sobrevaluaciones en compras, contrataciones y adjudicaciones “fantasmas”, además de nepotismo.

Uno de los casos más sonados en estos meses de gestión fue el destapado en la Lotería Nacional, donde se descubrió una estafa, mediante un sorteo, de unos 500 millones de pesos. El caso llegó a los tribunales y se vinculó a quien en ese momento era administrador de la entidad, Luis Maisichell Dicent, y ahora guarda prisión preventiva por su supuesta implicación.

Otros que han sido enviados al mismo lugar

A los demás también se agrega la destitución del director regional de Aduanas con sede en la provincia Santiago, Antonio Gómez Díaz, acusado de violación sexual. También se añade la destitución de la gobernadora de Samaná, Elsa Argentina de León Abreu, quien había declarado que haría una fiesta por los fallecidos por covid-19 que no se habían vacunado. Asimismo, la cancelación del viceministro de Control de Porte y Tenencia de Armas de Fuego del Ministerio de Interior y Policía, Víctor Miguel Polanco Severino, por supuestas irregularidades en los procesos de expedición de las licencias para el porte y tenencia de armas y con él la desvinculación de otros 52 empleados de esa entidad.

Una destitución que nunca fue explicada por el Gobierno ni por el Presidente fue la del exministro de Salud Pública, Plutarco Arias, quien fue sustituido por Daniel Rivera. Cuando este fue removido del cargo se hablaba de una presunta sobrevaluación en la compra de jeringuillas. También está el caso del exdirector del Cestur, Juan Carlos Torres Robiou, destituido por su vinculación al caso Coral y del exdirector del Instituto Agrario Dominicano, Leonardo Faña por una acusación de abuso sexual, del cual luego fue declarado inocente.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.