PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
sábado, septiembre 18, 2021

Cómo los Padres planean manejar el hombro de Fernando Tatis Jr. durante la temporada

En la tarde del 31 de marzo, poco más de 24 horas antes del inicio de la temporada más esperada en la historia de los San Diego Padres, se le preguntó a Fernando Tatis Jr. sobre sus metas para el 2021, un año en el que muchos se preguntaban si podría consolidarse como el rostro predominante de su deporte.

Tatis, de 22 años, proporcionó una respuesta básica: que simplemente esperaba mantenerse lo suficientemente saludable para jugar una temporada regular completa de seis meses, una hazaña que antes se le había escapado.

"Si eso sucede", dijo Tatis en español, "sé que van a pasar cosas buenas".

Cinco días después, en la parte baja de la tercera entrada en Petco Park, Tatis hizo un violento swing a una pelota rompiente de Anthony DeSclafani y cayó al suelo por el dolor, permaneció ahí durante 35 segundos antes de que lo ayudaran a ponerse de pie. La cabeza del húmero en el hombro izquierdo de Tatis se deslizó lo suficiente fuera de su cavidad como para pellizcar algunos de los nervios cercanos, causó un dolor entumecedor que probablemente le llegó hasta la punta de los dedos. Los Padres le diagnosticaron una subluxación del hombro, o una dislocación parcial, el tercer problema reportado con ese hombro en un lapso de 23 días.

Al día siguiente, el gerente general de los Padres, A.J. Preller, proporcionó una actualización tan optimista que provocó el escepticismo de la gente dentro de la comunidad médica y en todas las Grandes Ligas. Preller llamó a la resonancia magnética "sin incidentes", informó que Tatis había recuperado el rango completo de movimiento, declaró que se rehabilitaría para superar la dolencia y ofreció la posibilidad de que Tatis pudiera regresar a la alineación una vez que expirara su período de 10 días en la lista de lesionados, que coincide con el partido inaugural en una acalorada rivalidad con Los Angeles Dodgers.

Surgen dos preguntas críticas:

¿Puede evitar que esto vuelva a suceder?

¿Puede manejarlo sin cambiar la esencia de lo que lo hace grande?

Los Padres han pasado algunos de estos últimos 10 días hablando con Tatis sobre los momentos de alto riesgo dentro de un juego que podrían dejar su hombro vulnerable y trabajando con él en formas de al menos minimizarlos, si no evitarlos por completo. Es un equilibrio difícil de lograr, especialmente para un joven que juega con una agresividad tan notable. El mánager de los Padres, Jayce Tingler, admitió que es "una línea muy fina".

"Mire, van a pasar cosas en el juego porque es la velocidad del juego y él es natural en muchas cosas", dijo Tingler. "Así que creo que lo principal es: ¿Podemos poner un poco de atención en parte del trabajo de práctica y tratar de minimizar eso? Aprende muy rápido, es súper agudo, tiene mucho coeficiente intelectual de béisbol. Cuanto más practica eso, a los muchachos les gusta eso, por lo general pueden hacer una transición rápida de su trabajo al juego. Esas son algunas de las cosas de las que hemos estado hablando. Lo ha estado haciendo muy bien”.

Tatis se golpeó el hombro izquierdo en un deslizamiento de cabeza hacia el plato el 13 de marzo y regresó a la alineación cinco días después. El 23 de marzo, sintió ese pellizco en el hombro mientras hacía un rodado de revés y regresó a la alineación dos días después de eso. Se le preguntó cuánto tiempo había estado causando problemas ese hombro cuando se dirigió a los medios antes del Día Inaugural y se rió entre dientes.

"Desde el baile de novatos", estimó Tatis.

En los primeros cuatro juegos de temporada regular de los Padres, Tatis acumuló solo tres hits en 16 turnos al bate, se ponchó seis veces y cometió cinco errores, dos más que todos los que cometió en 437.1 entradas del 2020. Los scouts que lo vieron de cerca señalaron que Tatis estaba favoreciendo ese hombro izquierdo, preocupado de que pudiera salirse de su cavidad una vez más, lo que lo hacía vacilante mientras bateada y lanzaba. Dos cazatalentos que vieron la serie inaugural de los Padres contra los Arizona Diamondbacks se fueron pensando que los problemas en el hombro del entrenamiento primaveral estaban afectando a Tatis tanto física como mentalmente.

Los Padres esperan que 10 días de descanso sean suficientes no solo para fortalecer el área, sino también para recuperar algo de confianza.

"Creo que la primera vez (que se diagnostica una subluxación), todos estarían de acuerdo en que lo correcto es descansarlo, dejar que las cosas se calmen, rehabilitarlo, fortalecer un poco su manguito rotador y dejar que vuelva a hacer swing con un bat para ver cómo se siente, dejar que vuelva a lanzar y ver cómo se siente, y tratar de sacarlo de la lista de lesionados ", dijo el Dr. Alan Beyer, cirujano ortopédico en el condado de Orange, California, que ha practicado en el campo durante 40 años. "Si eso falla, él está buscando estabilizar el hombro. Si falla pronto, en un mes o seis semanas, tendrá que repararlo esta temporada, y básicamente la temporada ha terminado. Si se somete a una cirugía, la temporada ha terminado”.

El tiempo de recuperación de esa cirugía, dijo Beyer, es de cuatro a seis meses. Por lo general, es una solución eficaz a largo plazo, pero Preller no cree que sea inevitable. Señaló la variación relativamente grande de la dolencia, que se evidenció en la temporada 2019.

Ese año, el jardinero de los Dodgers, Cody Bellinger, el jardinero de los Minnesota TwinsByron Buxton, y el jugador de cuadro de los Kansas City RoyalsAdalberto Mondesi, sufrieron lo que se describió como una dislocación total o parcial de los hombros. Mondesi y Buxton pasaron algunas semanas rehabilitándolo, regresaron brevemente y finalmente optaron por la cirugía. Bellinger se estiró el hombro en un intento de salto a principios de mayo, pero lo volvió a colocar en su lugar, jugó el resto de la temporada 2019, convirtiéndose en el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el proceso, y jugó con otro hombro dislocado en la Serie Mundial 2020, y optó finalmente por la cirugía a partir de entonces.

"Esperamos poder controlarlo y contenerlo para que esto no se convierta en un problema regular para él y en el futuro", dijo Preller sobre Tatis. "Y si lo hace, y es algo que se está volviendo más regular, es cuando vas por la ruta quirúrgica y tratas de arreglarlo de esa manera para que lo dejemos atrás y podamos ponerlo en el campo con regularidad".

Una subluxación es más común en los lanzadores, pero también en los jugadores de posición floja con más laxitud en las articulaciones, como Tatis.

El hombro es una articulación esférica como la cadera, excepto que es más superficial y menos estable para una mayor amplitud de movimiento. El labrum, una capa de cartílago que rodea la copa del hombro, es responsable de mantener la estabilidad. La resonancia magnética más reciente de Tatis reveló un desgarro parcial del labrum que era consistente con una subluxación y, según Preller, no muy diferente del desgarro revelado durante el examen físico de la extensión de Tatis por 14 años y $ 340 millones.

El estelar campocorto de los Padres sufrió un problema en su hombro. Carolina Guillén y Enrique Rojas conversan sobre el impacto del dominicano en las Grandes Ligas.

Pero el labrum no recibe un suministro de sangre adecuado para curarse por sí solo. El programa de rehabilitación para fortalecerlo consiste en ejercicios de estabilización dinámica que tienen como objetivo trabajar la pequeña musculatura que controla el hombro y superponer un control neuromuscular más efectivo. La analista de lesiones de ESPN, Stephania Bell, cree que rehabilitar la lesión es "un enfoque razonable", pero dijo que el programa de fortalecimiento típico dura de cuatro a seis semanas, no 10 días.

"Si realmente está trabajando en el reentrenamiento neuromuscular y tratando de llevar a alguien a un punto en el que esté cambiando algo que ha estado sucediendo durante varios años, yo diría que 10 días es optimista", dijo Bell, una fisioterapeuta que es especialista clínico ortopédica y certificada en fuerza y acondicionamiento.

Cuando se le preguntó si Tatis puede manejar el problema de manera efectiva durante toda la temporada, Bell añadió: "Espero por su bien que ese sea el caso, pero no diría que tengo un alto nivel de confianza en que ese será el caso".

Bell citó los repetidos problemas del hombro en un lapso corto, cada uno aparentemente más serio que el otro, y la adrenalina en el juego que no se puede duplicar en el entorno controlado de la rehabilitación. Pero también advirtió que no ha visto la resonancia magnética, revisada por los doctores Catherine Robertson y Bryan Leek de UC San Diego, y que los Padres basan su decisión en una comprensión mucho más profunda del historial médico de Tatis. También está el elemento de que Tatis sea lo suficientemente joven y atlético como para inclinar las probabilidades a su favor.

Tatis bateó .301 / .374 / .582 con 39 jonrones, 27 bases robadas y ocho triples en sus primeros 143 juegos de 2019 a 2020, compilando 6.5 victorias FanGraphs por encima del reemplazo. Antes de que comenzara la temporada 2021, ya había asegurado importantes acuerdos de marketing con Gatorade y Adidas, apareció en la portada de MLB The Show y obtuvo el tercer contrato más grande de la historia. Las Grandes Ligas lo habían identificado claramente como su atleta más comercializable, en gran parte debido a su estilo de juego atrevido y estimulante.

Antes de su última lesión en el hombro, se le preguntó a Tatis si había pensado en moderar su enfoque agresivo para preservarse a largo plazo.

"No, por supuesto que no", dijo. "Nunca se me ha pasado por la cabeza cambiar mi forma de jugar. Es algo que está dentro de mí, algo que me atraviesa".

Pero Preller espera que los ajustes simples puedan ayudar, como sostener el bate con las dos manos un poco más, permanecer de pie un poco más a menudo en defensa, ser más juicioso con el deslizamiento de cabeza mientras corre las bases.

"Parte de esto es el estilo de juego", dijo Preller. “Parte de esto son solo cosas que tiene que hacer desde el punto de vista de la posición con su cuerpo para asegurarse de que se está poniendo en la mejor posición posible para permanecer en el campo".

Preller trabajó frenéticamente durante la temporada baja para alargar la rotación de los Padres y profundizar su grupo de jugadores de posición, pero los Padres tienen pocas o ninguna posibilidad de destronar a los poderosos Dodgers en la División Oeste de la Liga Nacional sin Tatis. Dada la fuerza de la División Este de la Liga Nacional, podrían tener dificultades para capturar un lugar de comodín en ese escenario. Es por eso que Tatis parece tan decidido a superar esto, en el peor de los casos, retrasar la cirugía hasta que termine la temporada de los Padres, cuando sea que sea.

Preller está convencido de que Tatis no causará más daño a largo plazo en su hombro si continúa jugando a través de él. La idea, entonces, es darle al menos una oportunidad esta temporada.

La pregunta es: ¿funcionará?

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.