PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Próximos partidos.

Lucy Cosme

Lucy Cosme
519 Publicaciones 0 COMENTARIOS

¡El antídoto!

En el Tabernáculo de Reunión Dios instruye con precisión extrema a Moisés sobre el encendido del candelabro. De oro puro, cada lámpara tallada a martillo tenía forma de flor de almendro, árbol de flores blancas o pálidamente rosadas, que aparecen desde enero, antes que las de otros árboles.

¡Promesas vivas!

Todo pasa, hasta el más pesado de los sueños, todo termina, el tiempo inhala cuanto existe en un respiro, como si no hubiese sido.

¡Precio pesado!

El precio de la trayectoria de un hombre no se mide con valoraciones humanas, ni su estatura por las dimensiones de sus obras, sino por la trascendencia de su carácter.

¡Situaciones!

Nuestro señor sabe que mientras nos acercamos a nuestro destino, encontraremos tropiezos, cerrojos oxidados y puertas clausuradas. Definitivamente tendremos que cruzar por trechos difíciles...

¡Ve más lejos!

Desde que se pone el sol hasta que dormitan las estrellas, la cuidadosa mirada del altísimo sobre ti no reposa. Dios te colocó en su corazón, tus debilidades son su reto, tus fortalezas, su honra.

¡Será!

Que difícil se hace explicar que Dios quiere bendecir por encima de la apreciación ajena o propia; independientemente de circunstancias limitantes o retos apremiantes,...

Mírame por dentro

Lo que somos interiormente hace asomo cuando un incidente nos pone al frente, y así como la sombra nos resalta un perfil, nuestra actitud revela lo enano o lo gigante de nuestro carácter.

Asunto de conciencia

Es muy de moda diseñar mentiras a la medida, argumentos para toda ocasión, y mientras cubrimos con las apariencias, habita semidesnuda y harapienta la conciencia.

¡Dios habla!

Nuestro Dios no es mudo, no es una estatua ni una imaen, el Todopoderoso reina, el universo rota entre sus manos,

¡Sed perfectos!

Unidad es comunión de mente y corazón, pero vulnerable a la doble moral. La unidad es la comunión de propósito, pero la unanimidad es la convocatoria a Dios para el mismo.