Danilo dejará el poder sin concluir obras que estaban en su agenda

Con la construcción de la presa de Monte Grande se busca mejorar el aprovechamiento del agua y controlar inundaciones.
Dentro de ellas figuran la presa de Monte Grande, la segunda línea del Teleférico Santo Domingo y la caterretera Cibao-Sur

Al presidente Danilo Medina le queda poco tiempo en el cargo y también le quedan obras importantes, que estaban en su agenda pero no podrá concluir. El tiempo no le alcanzará para ello.

Exactamente en un mes pasará el control del Ejecutivo a Luis Abinader Corona, que resultó electo en las elecciones presidenciales y congresuales del pasado 5 de julio. Cuando Medina sea relevado del cargo estará dejando pendiente una serie de proyectos, entre ellos urbanísticos, del área de la salud, el transporte y el control y aprovechamiento del agua, que no alcanzó a culminar, pese a que algunos de ellos están en etapa de avance.

Queda sin resolver, por ejemplo, el proyecto Domingo Savio, que busca reubicar y cambiar la vida de unos 45 mil habitantes de La Ciénaga y Los Guandules, en el Distrito Nacional. El proyecto apenas está terminando la primera fase, consistente en el traslado de las familias.

El costo total estimado del proyecto del Nuevo Domingo Savio ronda los RD$4,000 millones, monto similar al que el gobierno invirtió para La Nueva Barquita, que permitió mover de las orillas del río Ozama a unas 1,796 familias.

La Presidencia de la República Dominicana ha planteado una solución de intervención y mejora urbana de todo el sector, el cual contará con el desarrollo de nuevas vías de acceso y sistema sanitario. Adicionalmente, contempla la construcción de espacios recreativos para cubrir las necesidades del sector.

El proyecto también incluye identificar y construir los equipamientos necesarios para el desarrollo educacional y profesional de la comunidad. Todo este proceso acompañado de un componente educativo, contando con la participación activa de los beneficiarios para el fortalecimiento comunitario.

La presa, el agua, el riego

Otra mega obra importante, asumida por el Gobierno de Medina pero concebida en la administración 2008-2012 (de Leonel Fernández), es la presa Monte Grande, ubicada sobre el río Yaque del Sur, en el paraje de Monte Grande, Barahona, que se esperaba fuera inaugurada en 2020.La obra es responsabilidad del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y se ha definido como la más trascendental para el Sur, con impacto directo en las provincias, Barahona, Bahoruco, Independencia y Pedernales.

Es un proyecto llamado a aportar electricidad, agua potable e irrigación, además de servir de control de avenida del río Yaque del Sur. Su retraso para el despegue inicial se debió fundamentalmente a que el financiamiento original contratado con el Bandes de Brasil se cayó por problemas internos que enfrentó esa institución financiera, obligando al Gobierno dominicano a buscar otra fuente de financiamiento. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) le concedió un crédito por US$249.6 millones, el cual fue firmado el 9 de abril del 2018. El Proyecto Monte Grande, en general, fue iniciado en 2009 con la rehabilitación y complementación de la presa de Sabana Yegua, obra que previamente existía y que fue parcialmente destruida por el paso de los huracanes David en1979 y George en 1998. Sabana Yegua fue concluida hace años.

A los proyectos que no serán concluidos en la actual gestión se suma la construcción de la segunda línea del Teleférico de Santo Domingo, cuyo presupuesto se estimó en RD$4,000.0 millones.
El plan de inversiones directamente vinculadas a la Presidencia de la República contempla construir estaciones interurbanas de pasajeros en el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional, para cuyo propósito se consignó en el presupuesto de 2019 una partida de RD$1,200 millones. Esas infraestructuras, aunque licitadas en su mayoría, no han avanzado en firme, excepto la del parque del Este que tiene un conflicto legal. Como obras de mayor impacto, cuya ejecución recae en el Ministerio de Obras Públicas, están la conclusión de la circunvalación de Azua, la construcción de la Circunvalación de Baní y la tercera etapa de la de Santo Domingo.

A pesar de promesas de concluir en el año 2019 con el programa de reconstrucción simultánea de 56 hospitales regionales y municipales intervenidos durante la primera gestión de Gobierno de Danilo Medina, hasta diciembre pasado, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado sólo había inaugurado 43, quedando pendientes de terminación Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar (antiguo Morgan), los hospitales Regionales José María Cabral y Báez y Arturo Grullón -de Santiago-, el Antonio Musa, de San Pedro de Macorís, y el Jaime Mota de Barahona. El Gobierno garantizó ayer que inaugurará varios de ellos antes de irse, como Ciudad Sanitaria.

Cada vez que se le preguntó en 2019 al director de la OISOE, Francisco Pagán, sobre el balance de obras por concluir, el funcionario insistió en sacar de la lista de reconstrucción los hospitales municipales de Neiba (en el Sur), Bonao (provincia Monseñor Nouel), San Francisco de Macorís, Boca Chica y Restauración, ya que los mismos fueron demolidos y comenzados a construir desde cero, por alegadas debilidades estructurales, lo que implica que su terminación tomará más tiempo.

Para la justicia

El 23 de junio de este año 2020, el Ministerio de Obras Públicas informó que avanzan a buen ritmo los trabajos de construcción del nuevo Palacio de Justicia de la provincia Santo Domingo, y que se espera que impacte en una población que supera el 1.9 millones de personas en tres municipios, que son el Este, Norte y Boca Chica. Pero todo indica que esa obra tampoco se concluirá antes del 16 de agosto. Posterior a eso, queda en manos de las nuevas autoridades decidir qué hacer.

La estructura, que tendrá un área aproximada de construcción de 62,632 metros cuadrados, estará dotada de cinco niveles, incluido uno soterrado, con 289 unidades para parqueos, aparte de los que tendrá en el primer nivel. El nuevo Palacio de Justicia, que se construye en un área de terrenos de la avenida Sabana Larga, municipio Santo Domingo Este, tendrá una superficie de 21,715 metros cuadrados para el Poder Judicial, y para el Ministerio Público 16,341 metros cuadrados.

Recordatorio

El presidente Medina dijo en un acto el 14 de febrero de 2014, en el que dio el primer picazo para dejar iniciada la presa Monte Grande y sus obras conexas, que la obra no se detendría hasta el 30 de julio de 2016, cuando la entregaría directamente a la población.

Un caso especial fue el proyecto para construir la carretera Cibao-Sur, que murió antes de nacer. Se entendía que por ser el presidente Medina nativo de San Juan de la Maguana, esa carretera, con un costo estimado –originalmente- en unos US$400 millones, sería la obra del presidente sanjuanero.

La carretera Cibao-Sur generó gran controversia

El 6 de julio de 2014 el ministro de Obras Públicas del momento dio la mala noticia para los que deseaban el proyecto de la carretera Cibao-Sur. Declaró que sería imposible para la administración construirla. Fue una iniciativa que solo con estar “en papeles” ya estaba generando controversias. Por ejemplo, la Sociedad Ecológica del Cibao se opuso a la construcción, en un proyecto que se había identificado -que sería por San José de las Matas- alegando que lesionaría el ecosistema natural de esa zona y eliminaría afluentes acuíferas, en adición a otros daños.

Mientras, el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente sometió un recurso de amparo por ante el Tribunal Superior Administrativo para que se le prohíba al Gobierno llamar a licitación pública para la construcción de la carretera Cibao-Sur.

Toda esa oposición encontrada y las limitaciones de recursos obligaron al Gobierno a recoger o diferir la iniciativa, que había sido prometida en campana electoral del 2012.

Una obra vial de enlace, pero que no tiene el mismo alcance que la concebida para cruzar por la Cordillera Central, fue construida por el Gobierno, como una alternativa de comunicación terrestre entre el Norte y el Sur. Fue la carretera Piedra Blanca-Juan Adrián-Rancho Arriba, de 29 kilómetros. Esta vía acorta distancias entre las regiones Cibao y Sur, en un tiempo aproximado de una hora y media.

Levantamiento del muro y reubicación de gente

El día 6 de mayo del año en curso, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos informó a través de un documento de prensa y a propósito de la parálisis de las actividades que había en el país, por el tema de la pandemia de COVID-19 que seguirán levantando el nivel del muro de la presa Monte Grande y una vez se liberaran las actividades propias de ingeniería civil, cómo son los hormigones, aceros y demás, se reactivarían otros frentes de trabajo en los vertederos, desagüe de fondo y toma de agua del proyecto.

Por la construcción de Monte Grande, se contempló la reubicación de comunidades que están cercanas al lugar.

US$249.6
Son los millones de dólares que concedió El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para Monte Grande

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorFundación de la sociedad secreta La Trinitaria
Noticia siguientePobreza afectaría a 2.7 millones en RD, dice la CEPAL