Asegúrate bien

Compramos seguros de vida, contra incendios, robos, accidentes y terremotos, o sea, aseguramos los daños que causarán estos eventos y esto me hizo pensar en la ley de causa y efecto, que según la Biblia dice: “Dios no puede ser burlado, todo lo que el hombre siembre lo cosechará”, y es “todo”... todo lo que no quieres que se te devuelva, todo lo que haces o dejas de hacer afectando a otros. Porque también dice que “el que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es pecado” y “haz a los hombres lo que quieres que hagan contigo”, semejante a “no le hagas a otros lo que no quieras que te hagan”... Entonces, si no hay un seguro para amortizar nuestras consecuencias, ¿cómo pagaremos el mal que hacemos?

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLa representación diplomática
Noticia siguienteCR hará corredor para ayudar Haití