¡Leonel tenía razón!

La JCE al verse obligada a abortar el proceso comicial municipal, colocó al dr. Leonel Fernández, en el imaginario de los dominicanos, como un auténtico defensor de la transparencia, pulcritud política y defensa de la expresión popular. La desconfiguración del sistema de votación electrónica es un dislocamiento de las boletas electrónicas y aún no se sabe si hubo también un dislocamiento de la data del padrón electoral de esos 82% colegios electorales donde no pudo ni iniciarse el sufragio.

Si fue un error de la configuración, y no una intervención en el sistema, los funcionarios técnicos de la JCE fueron muy incapaces. Lo que llamó la atención a todos los partidos de oposición fue que la JCE envió a los técnicos a los recintos de votación, a manipular los equipos para “corregir el error”, sin hacerse acompañar de los delegados técnicos de las organizaciones políticas participantes.

Peor aún, nada les dijeron a los técnicos de IFES ni a los de la OEA. La información a esas dos instituciones que acompañan a la JCE, fueron dadas por el bloque de partidos de la oposición, los cuales fueron tan sorprendidos, como ha sido la opinión nacional.

Leonel tenía razón y la irracionalidad del Pleno de la JCE, incluyendo sus directores técnicos, los han llevado a un comportamiento que en nada se diferencia con las actitudes de los dirigentes principales del Palacio y del PLD, que creen que desde el Poder todo se puede.

La Comisión de Observación de la OEA está encabezada por el expresidente observación Eduardo Alfredo Frei Ruíz-Tagle, quien fue el segundo Presidente de Chile, 1994 al 2000, que sustituyó a Patricio Aylwin Azócar, quien a su vez fue el primer Presidente democrático propuesto por la “Concertación de Partidos por la Democracia”, que hizo posible sacar al dictador general Augusto Pinochet del gobierno.

El jueves 13 pasado acompañé, junto a otros compañeros, al dr. Leonel Fernández a una entrevista con la Comisión de Observación de la OEA. El día anterior, toda la oposición había entregado un documento con los aspectos más relevantes del comportamiento preocupante de la JCE y del gobierno.

Fue oportunidad de oro, por la experiencia en su país, enfatizar que todos los partidos de oposición juntos suscribieron el documento que le fue entregado.

Haciendo una semejanza con lo que hizo la “Concertación de Partidos por la Democracia” en Chile, pero siendo cuidadoso de no expresarlo directamente, reiteré que tenía mucho sentido que toda la oposición estuviera de acuerdo y compactada en medio de un proceso electoral.

Sin dudas, lo que hizo la oposición chilena al comprometerse en una “Concertación de Partidos por la Democracia” les dio resultado, puesto que pudieron sacar del gobierno al dictador Pinochet. Éste había tomado el poder derrocando al dr. Salvador Allende, quien fue asesinado en medio de la acción el 11 de septiembre del 1973.

En este proceso comicial abortado por las irregularidades provocadas por la incapacidad de la JCE, los partidos de la oposición han salido fortalecidos y el país se ha sentido protegido porque sus líderes han jugado su rol.

Entre esos líderes se destaca la figura de Leonel, que no sólo tenía la razón, sino que además ha logrado unificar la oposición, aún en la diversidad. Ahora corresponde concurrir a los eventos electorales con éxito.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLa raíz de un gran problema
Noticia siguienteIFES: evaluación preelectoral no incluyó carga de votantes